Los zapatos de senderismo más cómodos

El senderismo te permite conectarte con la naturaleza y mantenerte en forma. Un calzado para esta actividad que no sea adecuado, puede provocar ampollas y dolor de pie, lo que hace terrible esta actividad al aire libre. Debes elegir un calzado de senderismo de acuerdo al tipo de excursión que vayas a realizar, como senderismo de día, mochilear o alpinismo. Se debe considerar el apoyo, la estabilidad, la flexibilidad y la transpirabilidad de un zapato. Ya sea que necesites un calzado de senderismo para terreno duro y rocoso, o caminos llanos con tierra, puedes encontrar uno que se adapte de forma adecuada a la comodidad y ajuste de tu pie.

Tipos de zapatos para senderismo

Los zapatos ligeros para senderismo y las botas son más flexibles y están hechas para las caminatas de un día mientras llevas una carga ligera en caminos en buenas condiciones. Las botas de mochilero son moderadamente rígidas y resistentes, destinadas para excursiones de varios días con una carga más pesada en terrenos duros. Los zapatos para senderismo más duros son las botas para alpinismo, duras, pesadas y fuertes, que están diseñadas principalmente para caminatas en nieve, hielo y bajas temperaturas.

Materiales

Los zapatos de senderismo están hechos de cuero o materiales sintéticos, o ambos. El cuero es más resistente, mientras que los materiales sintéticos se secan más rápido y son más ligeros. Muchos zapatos para senderismo vienen con membranas a prueba de agua que mantienen secos tus pies. Algunos zapatos a prueba de agua pueden sentirse calientes, pero los materiales como el Gore-Tex permiten que tu pie respire mejor en altas temperaturas.

Corte

Existen tres tipos de corte: bajo, medio y alto. Los zapatos de corte bajo son ligeros y en ocasiones parecen zapatos de deporte. Son perfectos para los senderistas con cargas bastante ligeras que tengan la intención de desplazarse con velocidad en los caminos en buen estado. Los zapatos de corte medio proporcionan protección contra la tierra y escombros del camino, y son buenos para llevar cargas de peso moderado. Las botas de corte alto proporcionan apoyo a tus tobillos y te protegen de las lesiones por llevar mochilas pesadas en caminos rocosos e irregulares.

Ajuste

Los zapatos de senderismo siempre deben tener suficiente espacio como para tus dedos. No deben estar tan apretados que aprieten o compriman tus pies, pero tampoco deben ser tan grandes que tu pie se mueva o tus talones se resbalen. Tu pie debe tener un ajuste seguro dentro del zapato, y tus dedos deben tener suficiente espacio como para moverse. Debes dedicar suficiente tiempo para probarte diversos pares de zapatos de senderismo hasta que encuentres el que tenga mejor ajuste. También sería una buena idea medir y evaluar tus pies en una tienda al aire libre reconocida o una tienda de zapatos especiales.

Mantenimiento

Para mantener cómodos tus zapatos de senderismo, asegúrate de eliminar la tierra y los escombros, con la ayuda de un cepillo, después de cada excursión. Si tus botas están mojadas, quítales las plantillas y deja que se sequen. Nunca expongas tus zapatos al calor excesivo. Usa un acondicionador de zapatos de cuero para evitar que se agrieten, y aplica un tratamiento de impermeabilización con el tiempo, cuando sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por colleen zajac gaskin | Traducido por mayra nava