¿Se usan zapatos para hacer pilates?

Cuando Joseph Pilates desarrolló su metodología de ejercicio, se basó en la gimnasia, yoga, artes marciales, boxeo, culturismo y buceo, así como las filosofías orientales y occidentales. Pilates creía que un cuerpo sano debe ser la condición normal, no la excepción y que "la salud física es el primer requisito de la felicidad". Ya sea que practiques en el tapete o en las diferentes piezas de aparatos, la vestimenta adecuada de los pies a la cabeza, es de primordial importancia para el entrenamiento de Pilates.

Forma y alineación

Todos los ejercicios de Pilates se basan en los principios de movimiento preciso, el control y la activación de los músculos correctos, por lo que lo mejor es practicar Pilates bajo la dirección y vigilancia de un entrenador certificado. La forma y alineación apropiada de todas las partes de su cuerpo son componentes críticos de cada movimiento. Los instructores guían y corrigen la columna vertebral, la cabeza, los hombros, la pelvis, las extremidades y sus posiciones. En muchos ejercicios, la alineación incorrecta del pie puede crear alteraciones posturales que conducen a las compensaciones musculoesqueléticos por todo tu cuerpo. El tendón de Aquiles de un pie neutral está alineado perpendicularmente al suelo. Los pies descalzos permiten a los instructores una vista sin obstáculos de la alineación del pie.

Ejercicio en los aparatos

Estar descalzo sobre el tapete te permite plena articulación de los pies y los tobillos, además de dar a los entrenadores un campo visual de la alineación de la base superior. El movimiento de los Pilates incorpora el flujo, por lo que no es raro que tus pies estén en una posición neutral, flexionados o apuntando con los dedos del pie, o en dorsiflexión, los dedos estirados hacia las espinillas, en un solo ejercicio. La capacidad de poder mover libremente tus pies se vuelve aún más importante en el reformador universal, una de las piezas de equipo más utilizadas. Footwork es una serie de aparatos de ejercicio fundamental que muchos entrenadores optan por practicar con sus clientes, mientras que calientan en el reformador. Footwork atrae la atención a la pelvis, la columna, las piernas y la alineación del pie.

Opciones de calzado

Aunque los pies descalzos son la norma para los dos ejercicios: en el suelo y el entrenamiento en aparatos, puede haber situaciones en las que prefieres cubrir tus pies. En climas más fríos, por ejemplo, puede ser incómodo trabajar con los pies descalzos durante los meses de invierno, especialmente en un estudio que tiene corrientes de aire. Algunos profesionales prefieren cubrir sus pies por cuestión de higiene personal. Los calcetines hechos específicamente para Pilates o yoga son el medio más idóneo para cubrir, ya que no inhiben el movimiento del pie. Estos calcetines van justo por debajo del tobillo, por lo que Tu instructor aún puede comprobar tu alineación, y además son de goma para un mejor agarre. Los fabricantes también producen zapatos de Pilates que son similares a los calcetines, pero hechos de cuero suave y flexible.

Consideraciones

No tienes que ponerte necesariamente un par de calcetines de zapatos caros de Pilates para darte un poco de paz mental sobre la higiene de los pies desnudos en una clase con tapetes grupales o en un aparato. Lleva tus zapatos desde y hacia la clase y lleva tu propio tapete. Ya que el equipo de Pilates es caro y requiere de la asesoría de un experto para usarlo, la mayoría de los instructores y los centros de Pilates cuidan muy bien de esto y por lo general implica limpiar con toallitas desinfectantes entre los clientes. Si el personal del estudio donde entrenas no limpia tu equipo, pídele a alguien que lo haga antes de tu sesión de entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por meg campbell | Traducido por eduardo sanchez