¿Pueden los zapatos de correr nuevos evitar el dolor de rodillas?

Uno de los problemas más grandes que enfrentan los corredores es el dolor de rodillas. La inflamación y la rigidez alrededor de la rótula pueden estar causados por muchos factores, incluyendo un sobre entrenamiento, patrones de corrida defectuosos, desequilibrios musculares y correr con los zapatos equivocados. De estos problemas, los zapatos inadecuados es el más fácil de corregir. Correr con el tipo erróneo de zapatos para tu marco y paso puede llevar a lesiones y dolor, especialmente en las rodillas.

Necesidades de corredores neutrales

Desde el golpe de talón a la propulsión del pie, los corredores con un paso neutral mantienen un equilibrio con cada paso, previniendo la desalineación que puede colocar una presión indebida en diferentes músculos. Los corredores de peso liviano con un paso neutral no necesitan mucho soporte y acolchonado; una zapato simple y neutral es lo mejor. De hecho, un zapato voluminoso con una estabilidad y acolchonado innecesarios puede en realidad causar dolor de rodilla por alterar de forma no natural el paso del corredor, en este caso, los zapatos de intercambio pueden aliviar el dolor.

Corredores con problemas de pronación

La pronación ocurre cuando la rodilla rueda hacia adentro y hacia afuera cuando corres. Si esto ocurre, es importante que sepas si tienes sobre o baja pronación. Los primeros ruedan sus pies hacia adentro antes de que sus talones toquen el suelo, mientras que los segundos los ruedan hacia afuera. Puedes comprar zapatos diseñados para ayudar a corregir la pronación excesiva, que pueden ayudar a aliviar el dolor de rodilla causado por desequilibrios en el paso.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bell | Traducido por nuria banus