Cómo hacer que los zapatos para bolos se deslicen más

La habilidad para deslizarse con el zapato para bolos que usas para dar el último paso es esencial para darte el poder que necesitas para hacer strikes. El problema es que los zapatos no siempre se deslizan correctamente. Puede ser porque son nuevos, el área de aproximación de los carriles está pegajosa o tu tacón está desgastado. Afortunadamente puedes probar varias soluciones para rectificar estos problemas.

Compra tus propios zapatos

Rentar zapatos para bolos puede ser problemático si te toca un par que no se desliza bien. El deslizamiento será natural con tus propios zapatos conforme los amoldas y los cuidas. Tendrás tiempo en la práctica para trabajar en las suelas para hacer que se deslicen más. Puedes esperar que tus zapatos nuevos se amolden y deslicen fácilmente después de sólo unas cuantas sesiones de bolos.

Usa polvo para bolos

Aplica un poco de polvo de deslizamiento en el tacón y la suela de tu zapato de deslizamiento (tu suela derecha si eres zurdo o tu zapato izquierdo si eres diestro). El polvo esta normalmente disponible en cualquier tienda que se encuentre en las instalaciones para jugar bolos. Haz dos o tres pruebas de deslizamiento y luego un deslizamiento completo en la línea de falta para probarlos. Quizá necesites usar más polvo para los zapatos nuevos.

Adquiere tacones y suelas de deslizamiento intercambiables

Las áreas de aproximación del carril de bolos puede variar dependiendo las instalaciones y temporada. La humedad de verano puede hacer que el área sea más pegajosa y entorpecer tu habilidad de deslizarte, mientras que el acabado de los carriles en algunas instalaciones puede ser delgado en algunos puntos. Para combatir esto, compra zapatos para bolos con suelas y tacones de deslizamiento intercambiables. Esto te permitirá escoger el tacón o suela correctos para cualquier reto que el carril te ponga ese día.

Empaca un cepillo de acero

Debido a la presión que se coloca en tu pie de deslizamiento cuando juegas bolos, la suela del zapato se aplanará con el tiempo. Esto crea más fricción, haciendo que deslizarte sea más difícil y causando que tu pie se adhiera al área de aproximación. Para arreglar este problema, raspa la suela de tu zapato de los dedos al tacón con el cepillo de acero justo antes de empezar a jugar. Sólo necesitas raspar la suela lo suficiente para quitar algo de la fricción. Raspar la suela con el cepillo de acero hace que el material se esponje y sea más fácil deslizarte.

Aprieta los cordones de tus zapatos

Si notas que tu pie opuesto no se desliza mucho en el último paso de tu aproximación, prueba apretar los cordones de tus zapatos. Los cordones sueltos permiten que tu pie se mueva mucho. Esto crea menos deslizamiento, ya que tus pies no pueden plantarse ni levantarse firmemente del suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por jeff smith | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez