Cómo zambullirse como portero

El portero es la última línea de defensa en un equipo de fútbol. Eso te da muchas responsabilidades potencialmente estresantes. Entonces, necesitas usar todas las técnicas a tu disposición para evitar que la pelota toque la red. Zambullirte para alcanzar pelotas significa que puedes cubrir más terreno más rápido para empujar la pelota a una zona segura. Los porteros se zambullen de dos formas: la zambullida al suelo y la zambullida aérea con los puños. Cada una usa una técnica similar, pero funciona para diferentes tipos de disparos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

    Zambullida al suelo

  1. Mantén tu cuerpo bajo con tus rodillas dobladas. Esto mantiene una posición fuerte lista para saltar del césped y hacia la pelota. Mantén tu cabeza y manos hacia afuera en preparación de un movimiento o bloqueo.

  2. Mira la pelota cuando sale del pie del que patea. Cuando sabes hacia qué lado ira la pelota, baja tu pierna sobre ese lado e inclínate de costado al mismo tiempo. Esto te dará el ángulo correcto de rodilla para empujarte desde el suelo. Empuja con el pie más cercano a la dirección de la pelota.

  3. Estira tu brazo más cercano al suelo directamente frente a ti. Esto te dará una posibilidad más larga de alcanzar la pelota. Mantén tu mano estirada y tu muñeca firme pero flexible.

  4. Mira la pelota todo el tiempo durante este movimiento. Si alcanzas la pelota al máximo estiramiento, empújala hacia el costado para desviarla lejos de la meta. Si la pelota está más cerca tuyo y no fue golpeada muy fuertemente, afianza la pelota contra el suelo y rápidamente lleva tu otra mano sobre la misma para evitar que rebote.

  5. Cae sobre tu cadera y hombro, pero no tu muñeca. Esto evitará lesiones.

    Zambullida aérea

  1. Posiciona tus pies a distancia de las caderas. Dobla ligeramente las rodillas para mantener tu cuerpo flexible y listo para moverse.

  2. Da un pequeño paso al costado en que se dirija la pelota y uno hacia adelante. Mantén tus ojos en la pelota mientras te mueves.

  3. Empuja con tu pie más cercano a la pelota. Levanta tu otra pierna mientras te empujas. Balancea ambos brazos hacia arriba para ayudar a impulsarte del suelo, y lleva tus manos hacia adelante y arriba de tu cara con los dedos estirados. Tus manos deberían tener una forma de "W", con tus pulgares casi tocándose.

  4. Posiciona tus manos justo detrás de la pelota para detenerla firmemente. Sostén la pelota y posiciónala hacia el piso mientras caes.

  5. Deja que la pelota golpee el suelo cuando caes. Cae sobre tu cadera y hombro, cubriendo la pelota con tu cuerpo al hacerlo.

Consejos y advertencias

  • Pide a tu entrenador que siga disparando tiros a distancia de zambullida. Mientras más practiques, más natural serán los movimientos.
  • Practica la zambullida aérea con un alfombrilla para caídas suaves para acostumbrarte a la posición de aterrizaje antes de intentarlo sobre el piso duro.
  • Nunca dejes que tus ojos pierdan de vista la pelota, o simplemente fallarás por completo al atajar el disparo.

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por lautaro rubertone