Yogur y eczema

El eczema es una inflamación alérgica de la piel, con un sarpullido rojo, picazón a menudo acompañado de pequeñas ampollas. Puede afectar a cualquier zona pero aparece a menudo delante de los codos y detrás de las rodillas. El eczema ocurre más comúnmente durante la niñez. Podría estar provocada por alergia o el resultado de un fallo en el sistema inmunológico. Las bacterias encontradas en el yogur pueden ayudar a tratar el eczema estimulando el sistema inmunológico y templando la respuesta alérgica.

Antecedentes

El yogur es un producto lácteo fermentado, producido por la acción de cultivos bacterianos en los azúcares de la leche, convirtiéndolos en ácido láctico. Este proceso da al yogur su textura espesa y cremosa. Las bacterias del ácido láctico utilizadas para hacerlo incluye Lactobacillus acidophilus, Streptococcus thermophilus y bifidobacterias. Estas bacterias probióticas "buenas" son especialmente beneficiosas para apoyar el sistema inmunológico. También es rico en calcio y estimula la síntesis de las vitaminas B biotinas, ácido fólico y B12.

Yogur y el sistema inmune

El yogur probiótico puede mejorar los síntomas del eczema influyendo directamente en el sistema inmunológico. Un artículo publicado en el 2007 en ''Journal of Nutrition'' sugiere que ciertas bacterias probióticas pueden proteger contra las alergias aumentando la producción del defensor inmune de la mucosa, inmunoglobulina secretora A. La secretora IgA contribuye a la exclusión de alérgenos reduciendo la exposición del sistema inmune a los antígenos. El artículo señaló que los niños con alergia tenían bajos niveles de bifidobacterium, una bacteria también encontrada en el yogur. Cuando se suple en lactantes, se demostró que mejora el eczema.

Dosis

Según MayoClinc.com, una ingesta diaria de bacterias probióticas es poco probable que presente efectos secundarios y se considera como una manera segura de tratar el eczema en los niños. Los probióticos pueden consumirse como suplemento, pero el yogur puede ser la manera más fácil para que los niños obtengan los beneficios sin la molestia de tomar cápsulas o tabletas. Según un estudio de 2006 publicado en "Annals of Nutrition and Metabolism", una ingesta diaria de yogur era una cantidad suficiente para mejorar efectivamente el sistema inmunológico.

Consideraciones

El yogur está disponible en muchas variedades y sabores. Para obtener beneficios máximos, consume yogur "bio". Busca la instrucción "cultivos activos vivos" en las etiquetas al elegir un yogur probiótico. Además, el yogur se mezcla bien con frutas, semillas y cereales. También puede utilizarse para espesar sopas y salsas, pero como el calor destruye sus bacterias, no debe utilizarse durante la cocción sino agitarse al final.

Más galerías de fotos



Escrito por mandy dunlop | Traducido por maria gloria garcia menendez