¿Es el yogur congelado adecuado para cuando se está a dieta?

Resulta difícil determinar qué comidas son más saludables para tu dieta, en parte debido a que toda buena dieta te admite algún bocadillo de vez en cuando y con moderación. Aunque el yogur congelado sea más saludable que un dulce helado, esto no necesariamente lo convierte en un alimento adecuado si lo que quieres es bajar de peso. Antes de que pienses en ordenar un cono extra-grande de helado, sería mejor familiarizarte con lo que comes y sobre las alternativas más saludables que existen.

Datos nutricionales

Una porción de yogur congelado estándar contiene alrededor de unas 220 calorías, 5 gramos de proteína, 6 gramos de grasa y 35 gramos de azúcar, según la base de datos nutrimentales del US Department of Agriculture. En contraste, una taza de helado puede contener de 500 a 600 calorías con mucha menos proteína, grasa y azúcares. El yogur congelado además tiene la ventaja de contener probióticos, o bacterias beneficiosas para la salud del sistema digestivo. De acuerdo con la Cleveland Clinic, los probióticos sirven para prevenir la diarrea, las infecciones por levaduras, el síndrome del intestino irritable, las infecciones intestinales, los resfriados y la gripe.

Lo que le agregas

La forma en la que sirves el yogur congelado juega un papel importante en relación a lo bien que se ajuste a tu dieta. Así de fácil como puedes refrenar los beneficios nutricionales de un plato de espinacas si lo aderezas con mantequilla derretida y crema, también puedes aumentar las calorías y la grasa en un plato de yogur congelado descremado. La nutricionista certificada Maureen Callahan, escritora en la revista “Cooking Light”, sugiere optar por ingredientes frescos más nutritivos, como ¼ de taza de fresas (strawberries) de unas 15 calorías, o ¼ de taza de zarzamoras (blueberries) y 1 y media cucharadas de almendras para un total de 70 calorías. Evita agregados como chispas de chocolate, caramelos, chocolate derretido, dulces y trozos de barras para evitar agregar demasiadas calorías, grasa y azúcares.

Alternativas al yogur congelado

Sí te gusta el helado de yogur pero no quieres romper con tu dieta, considera alternativas más saludables. Con la ayuda de una máquina de hacer helados, puedes mezclar tu propio helado de yogur, nutritivo y bajo en grasa, e incluso controlar tú mismo la cantidad de azúcar que tendrá. Otra opción es la leche helada, que no contiene probióticos pero por lo general contiene menos calorías que el yogur congelado o que el helado. Una tercera alternativa es consumir yogur griego. El yogur griego es una elección más sana que el yogur helado, debido a que contiene más proteína y menos azúcar.

Considera tus metas

El compromiso y la sustentabilidad juegan un rol primordial para poder seguir una dieta saludable. Sin importar cuál sea tu meta, perder, ganar o mantener tu peso, trabajando en conjunto con tu médico podrás desarrollar una dieta que admita desvíos ocasionales, pero que a la vez te inspire lo suficiente como para seguirla a largo plazo. El perfil nutricional del yogur congelado no lo convierte en el mejor alimento para perder peso, pero ciertamente en cantidades moderadas es posible incluirlo como parte de un plan de alimentación balanceado que te permita alcanzar tus metas.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por reyes valdes