Yogur para bebés con intolerancia a la lactosa

El yogur es una manera para que tu bebé obtenga porciones de frutas y productos lácteos, así como nutrientes como calcio y vitamina D. Si tu bebé es intolerante a la lactosa y no puede comer productos lácteos, aún así encontrarás maneras de ayudar a tu bebé a disfrutar de diferentes tipos de yogur y aún obtener los nutrientes que necesita de otros alimentos.

Intolerancia a la lactosa y bebés

La lactosa es el tipo de azúcar que se encuentra en los productos lácteos. Si el cuerpo de tu bebé no produce suficiente lactasa, la enzima necesaria para digerir la lactosa, la lactosa no digerida permanece en su intestino y hace difícil que el bebé consuma productos lácteos. La intolerancia a la lactosa normalmente se desarrolla en la escuela primaria o en la adolescencia. Según Babycenter, no es común en los bebés, pero puede ocurrir.

Síntomas

Si tu bebé es intolerante a la lactosa, podría tener diarrea y ser incapaz de tolerar la leche materna o la fórmula de la leche de vaca. Como es raro que los bebés sean intolerante a la lactosa, habla con el médico de tu bebé sobre sus síntomas. Tal vez necesites eliminar todas las fuentes de lactosa de su dieta, incluyendo la leche de fórmula y el yogur, para ver si sus síntomas desaparecen.

Tolerar el yogur

Tu bebé podría ser capaz de tomar una pequeña cantidad de yogur hecho con leche de vaca sin ningún problema porque el proceso de elaboración del yogur modifica las proteínas de la leche y las hace fáciles de digerir. BabyCenter también afirma que el cultivo vivo del yogur tiene thermophilus y bulgaricus, bacterias que ayudan a producir la lactasa necesaria para digerir la lactosa. El médico de tu bebé puede ayudarte a decidir si puedes alimentarlo de manera segura con yogur, incluso si es intolerante a la lactosa.

Alternativas

Si tu bebé no puede tolerar el yogur de vaca, busca las versiones sin lactosa en la tienda de comestibles. También puedes intentar ofrecerle yogur hecho de proteínas de soja. Estos yogures ofrecen nutrientes que normalmente encontrarías en el yogur, como el calcio, pero sin la lactosa.

Recomendaciones

Si tu bebé es intolerante a la lactosa, necesitarás encontrar maneras para añadir calcio en su dieta, que es necesario para tener unos huesos y dientes fuertes. Puedes encontrar calcio en vegetales de hojas verdes, brócoli, salmón enlatado y pan fortificado. Si tu bebé está empezando con los alimentos sólidos, quizá necesites hacerle puré para que lo pueda comer fácilmente. Cuando tenga edad suficiente, tu doctor podría recomendar que le ofrezcas leche de soja fortificada con vitamina D y calcio.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por maria gloria garcia menendez