Yoga y vitiligo

El vitiligo es una patología de la piel que hace que la piel pierda la melanina, el pigmento que determina el color de la piel. Esto da como resultado parches de la piel que son más claros que el resto. Aunque no tiene cura, los síntomas pueden ser controlados reduciendo los niveles de estrés. El yoga es un excelente método para calmar la mente y el cuerpo reduciendo el estrés.

Vitiligo

La melanina es el pigmento de la piel que determina el color de tu piel, ojos y cabello. El vitiligo aparece cuando mueren las células productoras de melanina o no pueden producir más esta sustancia. Esto provoca la aparición de manchas blancas sobre la piel. Las manchas pueden comenzar siendo pequeñas y gradualmente aumentan de tamaño. Según la Clínica Mayo, el vitiligo afecta a todas las razas, aunque es posible que sea más notoria en las personas con piel más oscura. Actualmente, no hay cura para el vitiligo. El objetivo del tratamiento es detener la pérdida de pigmento.

Síntomas

El vitiligo puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo, aunque es más probable que lo haga primero en las zonas que normalmente están expuestas al sol, como labios, rostro, brazos y manos. Podría ocurrir a cualquier edad aunque es más común entre los 10 y los 30 años. Hay tres formas de vitiligo: focal, que ocurre sobre una zona localizada del cuerpo, segmentada, que ocurre sólo en un lado del cuerpo y generalizada, que aparece en varias partes. Si estás perdiendo la pigmentación de la piel, debes consultar al médico.

Causa

La causa exacta del vitiligo es desconocida, aunque se cree que puede ser una enfermedad autoinmune. Las enfermedades autoinmunes ocurren cuando el sistema inmunológico ataca una parte del cuerpo como si fuera un patógeno. Esto podría explicar cómo se destruyen las células de la piel. Según el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal Skin Disease, la angustia emocional puede ser la causa de esta enfermedad. Como el yoga ayuda a aliviar el estrés, podría ser beneficioso para esta patología.

Yoga

El yoga ayuda a relajar los músculos y tranquilizar la mente, por consiguiente reduce los niveles de estrés y ansiedad. A su vez, esta debilidad del sistema inmunológico y podría aumentar los síntomas de vitiligo. El S-vyasa Yoga Learning Center recomienda el ejercicio uthana prishthastasana para prevenir esta enfermedad. Para este ejercicio, debes recostarte en el suelo boca abajo. Coloca los codos en el suelo detrás de tus hombros y tómalos con las manos como apoyo. Deja que tu cabeza cuelgue flojamente y elévala lentamente a medida que inhales. Inclina la cabeza hacia atrás de tal manera que el torso se eleve del suelo. Mira hacia adelante y contén la respiración todo lo que puedas sin sentir incomodidad, luego exhala y baja tu cabeza y la parte superior de tu cuerpo hacia el suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por corinna underwood | Traducido por paula santa cruz