Yoga para la tendinitis en el hombro

La tendinitis es la inflamación o la irritación de un tendón, el cual es un tejido grueso y fibroso que sujeta los músculos a los huesos. La tendinitis en los hombros afectan los tendones de la articulación del hombro en cuestión, la cual es una articulación esférica que conecta los huesos húmero y escápula. Algunas posturas específicas del yoga pueden ayudar a fortalecer los músculos de los hombros y prevenir el desarrollo de la tendinitis.

La pose del guerrero II


Existen posturas de yoga específicas para cada afección.

Practicar la postura del guerrero II, o virabhadrasana II, ayuda a fortalecer los músculos que estabilizan la articulación del hombro. Comienza la postura de pie, y separa los pies a 4 pies de distancia. Gira los dedos de los pies derechos hacia la derecha, y flexiona de manera pronunciada la rodilla derecha sin extenderla demasiado por sobre el tobillo derecho. Estira ambos brazos hacia los costados, y mira por sobre tu mano derecha. Sostén la pose por 30 segundos, y repite del otro lado.

Marichyasana


Practica yoga con el fin de aliviar tensiones.

Para aliviar el dolor asociado con la tendinitis del hombro. intenta practicar la postura marychyasana, la cual es una pose de torsión sentada. Sentada en el piso, estira frente a ti la pierna izquierda y flexiona la rodilla derecha. Coloca tu mano izquierda sobre el piso cerca del coxis. Flexiona tu brazo derecho y coloca el codo sobre la parte interna de la rodilla derecha. Gira la parte superior de tu cuerpo hacia la izquierda, y sostén la pose por 30 segundos. Repite del otro lado.

La pose del triángulo extendida


El yoga es una disciplina que integra cuerpo y mente.

La pose del triángulo, también conocida como utthita trikonasana, es efectiva para fortalecer los músculos de los hombros, así como también para aliviar la rigidez, de acuerdo con el maestro de yoga B.K.S. Iyengar. Mientras te encuentras de pie, separa tus pies a una distancia de 3 pies. Gira los dedos del pie derecho hacia la derecha, y estira ambos brazos hacia los costados. Lleva tu mano derecha hacia el piso sobre la parte de afuera del pie derecho, y estira tu brazo izquierdo hacia arriba, en dirección al techo. Mira hacia arriba, en dirección a tu mano izquierda, y sostén la pose por 30 segundos. Repite del otro lado.

La pose del perro invertido que mira hacia arriba


Realiza las posturas de manera adecuada.

Una de las posturas que más se practican en yoga, la pose del perro invertido que mira hacia arriba, puede contribuir a agravar la tendinitis del hombro si se la realiza de manera incorrecta. De acuerdo con la terapeuta física y maestra de yoga Iyengar Julie Gumstead, necesitas estar seguro de que mantienes tus músculos rotadores externos comprometidos cuando practicas esta postura. Puedes lograrlo al mantener los codos derechos en la pose, sin trabar las articulaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por sofia elvira rienti