Yoga para rodillas juntas

El yoga puede ser beneficioso para diversos trastornos musculoesqueléticos, incluyendo las rodillas juntas. Las rodillas que chocan son un tipo de deformidad músculoesquelética que surge de una mala alineación de rodilla, llegando a afectar la parte superior de la pierna superior, incluyendo el fémur, la tibia y los tejidos interrelacionados. Si practicas posturas de yoga consistentemente puedes entrenar los músculos y mejorar los niveles generales de funcionamiento de los mismos. Siempre antes de hacerlo consulta a tu médico.

Hechos

Las rodillas juntas pueden ser el resultado de una osteoartritis, lo cual conduce a un desgaste disparejo de las articulaciones de rodilla, según "Yoga Journal". El exceso de tensión en el tejido interior de la rodilla, combinada con una presión indebida sobre el lateral hace que el tejido interior de la rodilla se sobreexija, lo cual constituye esta condición conocida como "rodillas juntas" o "rodillas que se doblan hacia adentro".

Beneficios

El yoga proporciona muchos beneficios para aquellos que tienen rodillas juntas. Al ser conocida como una actividad que incluye mente y cuerpo y que aumenta los niveles de conciencia, el yoga ayuda a la atención y la concentración del cuerpo. El yoga proporciona una relajación natural y reduce los niveles de estrés, por lo cual también puede reducir los niveles de dolor. La practica de yoga en grupo puede disminuir el aislamiento y promover la socialización, fortaleciendo el sentido de comunidad. La versatilidad del yoga es otro beneficio agregado. Las posturas pueden practicase en colchonetas, sillas, de pie o acostado, lo cual la habilita para distintos tipos de exigencias fisicas. Otros beneficios incluyen la mejora del estado de conciencia, el aumento de atención y la sensibilidad, el aumento de tolerancia ante el dolor o malestar, así como la flexibilidad general y el control de peso, según declara ArthritisToday.org. El yoga también mejora la salud de la rodilla, al marcar una alineación del cuerpo que colabora con el soporte de peso.

Ejemplo de postura de yoga

Aflojar los músculos de los muslos interiores tiene un rol principal al aumentar la flexibilidad de la articulación de tu cadera, lo que es necesario para mejorar la alineación de la rodilla, reporta “Yoga Journal”. Hacer una postura conocida como la prensa del dedo gordo ayudará. Acuéstate sobre tu espalda en una alfombra de ejercicios con las piernas rectas. Exhala mientras levantas lentamente la pierna derecha y llevas la rodilla hacia la zona del estómago, colocando tus manos en la rodilla para aumentar el estiramiento. Coloca el pie derecho en el centro de una correa, utilizando ambas manos para sujetar una punta. Inhala suavemente y endereza lentamente la rodilla derecha levantando el talón derecho hacia el techo. Estira los codos mientras mueves tus manos y la tira. Levanta la pierna hasta que quede perpendicular a la superficie. Presiona los omóplatos contra el suelo mientras ensanchas la clavícula. Siente el estiramiento junto a la parte trasera del talón, luego continúa estirando hasta la zona del dedo gordo para aflojar el hueso de los muslos en la zona de la pelvis. Mantén este estiramiento por un minuto.

Consideraciones

Considera utilizar el yoga para las rodillas golpeadas incluso cuando estés fuera del estudio de práctica. Aumenta la preparación para el yoga prestando atención a cómo realizas las actividades diarias como subir y bajar escaleras, escalando o descendiendo, caminando, y sentándote o parándote de las sillas. Mantente hidratado bebiendo agua durante la rutina de yoga para mantener tu cuerpo y las articulaciones lubricadas.

Más galerías de fotos



Escrito por crystal welch | Traducido por sebastian castro