Yoga para la neuropatía periférica

La neuropatía periférica sucede cuando los nervios que se conectan al sistema periférico nervioso están dañados o destruidos. Esto causa debilidad, cambios sensoriales y otros problemas con las extremidades, normalmente los pies, las piernas los dedos de los pies y las manos. Algunas veces la enfermedad causa dolor, mareos, calambres o espasmos. La neuropatía periférica puede estar causada por una mala circulación, lesiones y una enfermedad. La diabetes es una de las mayores causas de neuropatía periférica.

Terapias convencionales y alternativas

Los métodos convencionales para atender la neuropatía periférica pueden incluir tratar la causa del daño del nervio en casos de lesiones, controlar el azúcar en sangre en los diabéticos y cambiar las dietas o la medicación. Las terapias alternativas como el yoga, son reconocidos por varias instituciones médicas y hospitales, incluyendo el Duke Integrative Medicine como métodos de tratamiento adicional. El ejercicio y las terapias alternativas son complementos a los métodos convencionales para tratar el dolor causado por la neuropatía periférica, destaca el National Institute of Health. Muchos de estos métodos, incluyendo el yoga han mostrado una circulación mejorada, lo que puede detener o revertir el daño realizado al sistema periférico nervioso. Hay una cantidad de ejercicios de yoga diferentes para aumentar la circulación.

Rodillas al pecho

Pawanmuktasana o las rodillas al pecho, es una posición en la que te acuestas con las rodillas en el pecho. Acuéstate sobre el suelo con la espalda y lleva la rodilla izquierda hasta el pecho, con la rodilla flexionada, toma la pantorrilla y sujétala con los brazos. Lleva tu cabeza hacia la rodilla. Mantén por 10 a 30 segundos, luego cambia de lado. Repite como sea necesario hasta cuatro veces.

Inversiones

Las inversiones en yoga son posiciones en las que el cuerpo está invertido: durante la posición de cabeza, el perro mirando hacia abajo o adho mukha svanasana y las inclinaciones hacia adelante. Estas posturas invertidas ayudan a aumentar la circulación, a calmar el sistema nervioso central y podrían ayudar a aliviar los síntomas de la neuropatía periférica. Realiza un movimiento invertido y sujétalo de 15 a 20 segundos. Repite hasta cuatro veces.

Ejercicios con los dedos de los pies

Siéntate con las piernas cruzadas en el suelo con los pies descalzos y lleva los dedos de la mano izquierda a los dedos del pie derecho. Separa los dedos forzando que los de los pies se separen. Mantén de 15 a 20 segundos y luego cambia de lado. Estos ejercicios ayudan a mejorar la circulación y podrían aliviar los síntomas de la neuropatía periférica. Trabaja en cada lado hasta cuatro veces.

Cuidado

No todos pueden realizar los movimientos invertidos. Las personas con alta presión sanguínea deberían evitar las posiciones invertidas debido al peligro de una presión sanguínea elevada, habla con un profesional del yoga antes de asistir. No comiences un programa de yoga sin consultar a un médico primero. Asegúrate de realizar los movimientos de manera adecuada para evitar lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por sebastian castro