Yoga para menstruación irregular

Todos los meses, tu hígado y tus riñones degradan exceso de estrógeno y progesterona. Si el hígado y los riñones no son capaces de realizar su trabajo adecuadamente, estas hormonas permanecen en tu torrente sanguíneo, resultando a veces en períodos irregulares. Algunas posturas de yoga específicas pueden ayudar a que estos órganos funcionen adecuadamente, pero consulta con tu médico antes de comenzar un régimen de yoga para períodos irregulares.

Postura de sentado en ángulo amplio II

Esta versión de la postura de sentado en ángulo amplio puede ayudar a regular períodos, según indica la autora de yoga Linda Sparrowe. En la postura de sentado, abre ambas piernas, alejándolas. Toma una almohada de yoga y colócala perpendicular al cuerpo, cerca de la pelvis. Relaja la parte superior del cuerpo sobre la almohada y mantén esta postura por entre dos y cinco minutos.

Marichyasana

Marichyasana, o estiramiento de torso y pierna, es una postura de torsión que masajea tus órganos internos ubicados en la región abdominal. En la posición de sentado, estira ambas piernas hacia afuera, frente a ti. Dobla la pierna derecha y coloca el pie cerca de la pelvis. Lleva la mano izquierda detrás de ti y el brazo derecho dentro del muslo derecho y gíralo hacia la izquierda. Mantén la posición por entre 20 y 30 segundos y repite con el otro lado.

Postura de puente sostenido

Para realizar la postura de puente sostenido necesitarás dos almohadas de yoga. Coloca las bolsas perpendiculares entre sí y apoya tu espalda en la almohada vertical y tus pies en la almohada horizontal. Deja que la parte trasera de la cabeza y la parte superior de los hombros toquen el piso. Permanece en esta postura durante tres a cinco minutos.

Postura de ángulo atado sostenido

La postura de ángulo atado sostenido ayuda a que el flujo menstrual se mueva hacia abajo y afuera, según indica la autora y profesora Judith Lasater. En posición de sentado, une las plantas de los pies. Recuéstate sobre una almohada de yoga o sábanas dobladas y relaja los brazos colocándolos hacia los costados y afuera naturalmente. Permanece en esta pose por cinco a quince minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por azul benito