Yoga para el linfedema

El linfedema es una acumulación excesiva de líquido linfático. Con el tiempo, el cuerpo no puede transportar de manera efectiva el exceso de líquido linfático, y existe riesgo de infección. La práctica del yoga puede ayudar a regular las funciones del cuerpo y mejorar la función del sistema linfático. Como con cualquier programa de ejercicios, consulta a tu médico antes de comenzar.

Relájate y respira

El sistema linfático ayuda a desintoxicar el cuerpo y es importante para el sistema inmunológico. Al practicar poses de yoga relajantes y ejercicios de respiración se estimulará el sistema inmunológico y mejorarás la capacidad de limpieza del cuerpo. Comienza practicando Savasana o pose muerta. Acostado sobre tu espalda, deja que tus brazos y piernas caigan de forma natural a los lados. Cierra los ojos y realiza varias respiraciones suaves y calmantes.

Elevación de piernas para la pose de la pared

Elevar las piernas para esta pose reducirá la hinchazón de las extremidades inferiores, comúnmente asociado con el linfedema. Mientras estás sentado, trae el lado derecho del cuerpo cerca de la pared. Gira las piernas por encima de la pared y coloca la parte superior del cuerpo en el suelo. Levanta las nalgas unos centímetros del suelo y coloca una manta bajo el coxis. Relájate durante cinco minutos. Haz esto todos los días.

Inclinación semiparado

Esta pose, Uttanasana, regulará las funciones del cuerpo y aliviará el agotamiento físico que sufren las personas con linfedema, el ejercicio se realiza de pie, inclinándose hacia delante. De pie, flexiona ligeramente las rodillas y coloca las manos sobre una silla o una pared. Poco a poco levanta el coxis hacia el techo para estirar las piernas, en lugar de presionar las rodillas hacia atrás. Así, será más intenso y beneficioso. Esta pose reducirá la hinchazón.

Variación de la pose gato o vaca

Esta pose es beneficiosa para la regulación de las funciones corporales, lo que puede ayudar a aquellos con linfedema. Esta versión modificada reducirá el riesgo de hinchazón en los brazos. Ubica una silla cerca y colócate sobre tus manos y rodillas. Apoya un brazo en la silla, redondea la espalda y comprime el coxis. Luego, haz lo contrario inclinando el coxis. Repite varias veces y luego alterna de brazo y repite todo de nuevo.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por eva ortiz