Yoga para los juanetes

Si tienes juanetes inflamados y dolorosos, puede que no pienses en ir a la alfombra de yoga para aliviarte. Pero el yoga puede ayudar tanto a enlentecer el progreso del desarrollo del juanete como a manejar los síntomas como el dolor y la presión cuando se usa de forma holística con apoyo de postura, cambios en el estilo de vida y un buen calzado. Si sufres de juanetes, habla con tu podólogo para saber si el yoga es apropiado para ti antes de iniciar una práctica.

Información sobre juantes

Un juanete es un bulto óseo que se desarrolla en el costado del pie como resultado de años de compresión sobre los cinco huesos largos del medio del pie, llamados metatarsos. La profesora de Iyengar Yoga Julie Gudmestad explica que "la compensación del modo de andar y el calzado apretado pueden contribuir a la formación de un juanete en la articulación en la que el dedo grande se une con la planta del pie". Las personas con trabajos en los que tienen que estar parados, como los bailarines, son más propensos a sufrir de juanetes y pueden necesitar de la ayuda holística que el yoga puede brindar.

Postura preventiva

Trabajar con los dedos de los pies y los músculos del pie es una excelente forma no sólo de prevenir la formación de juanetes sino también de enlentecer el crecimiento de los juanetes existentes. Los nuevos estudiantes de una clase de yoga pueden pensar que es extraño cuando el profesor les indica que separen bien los dedos de los pies. Pero existe un motivo para este pedido: separar los dedos de los pies permite que los tendones flexores y los músculos dorsales y plantares del pie se estiren. En cada postura de yoga, y cuando no estés usando calzado, concéntrate en estirar los dedos de los pies, separándolos unos de otros, creando un ensanchamiento en la base del pie.

Posturas para aliviar los síntomas

Hay dos posturas de yoga que pueden brindarte un excelente estiramiento de todo el pie, y éstas son la postura del perro y la postura de la guirnalda. Para activar el estiramiento en la postura del perro, apóyate sobre brazos y piernas. Presiona las palmas de las manos en el suelo y levanta las caderas en dirección al cielo, formando una "V" invertida. Dirige los talones hacia abajo en dirección al piso y estira cada pie individualmente doblando una rodilla y luego al otra, presionando los talones contra le piso. La pose de la guirnalda es una sentadilla profunda que estira toda la planta del pie, en especial los tendones flexores de los dedos y el grupo muscular de la planta que pasa sobre los metatarsos. Desciende a una posición de sentadilla, equilibrándote en los dedos y metatarsos de los pies. Si la pose es muy difícil, puedes colocar una toalla o mat enrollada bajo tus talones para tener más soporte, o bien un bloque de yoga bajo tus nalgas.

Problemas de alineamiento con las posturas de pie

El alineamiento de algunas posturas de pie en el yoga, como la pose de la montaña, la flexión hacia adelante y la silla, implican que juntes tus pies entre si, con los dedos grandes y los arcos tocándose. Pero si tienes juanetes, esta alineación puede ser difícil de lograr. Marcia Monroe, profesora de yoga y autora de "Yoga and Scoliosis" ofrece un consejo de postura, recomendándote que o bien coloques los dedos grandes juntos y dejes que tus talones queden separados, o crees un espacio entre tus pies y te pares con los pies ligeramente separados. Si escoges la última opción, asegúrate que los pies no estén separados más que el ancho de las caderas.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole a. carlin | Traducido por mike tazenda