El yoga y las infecciones del tracto urinario

Las infecciones del tracto urinario, generalmente llamadas cistitis, son una condición relativamente común que causa un aumento en el deseo de orinar y dolor cuando se lo hace, dolores pélvicos y abdominales y una sensación general de malestar, de acuerdo a la página de Internet NHS Choices del Servicio de salud nacional de Inglaterra. Aunque el yoga no cura esta condición, puede aliviar los síntomas, promueve la relajación, eleva tu inmunidad general y estimula el área afectada, dice HolisticOnline.

Sobre las infecciones del tracto urinario

Esta condición puede afectar cualquier parte del tracto urinario, incluyendo los riñones, la vejiga y la uretra, que es el tubo a través del que viaja la orina de la vejiga al exterior del cuerpo, reporta NHS Choices. Las mujeres están más expuestas a estas infecciones que los hombres y con frecuencia se pueden desarrollar por una relación sexual. Afortunadamente la mayoría de los casos no son serios y pueden ser tratados con medicamentos sin prescripción médica. Pero, si los síntomas persisten, debes ver a un médico.

Postura de yoga para los riñones

A esta postura se la conoce como la posición del dedo gordo o padangusthasana; sus beneficcios incluyen la estimulación de los riñones y el alivio del estrés, dice el Yoga Journal. Párate derecha con los pies separados a unas 6 pulgadas (15 cm) y la parte de adentro de los mismos paralelos. Contrae los músculos de los muslos y agáchate desde tus caderas, manteniendo tu cabeza y torso alineados a medida que vas hacia adelante. Envuelve tu índice y dedos medios alrededor del dedo gordo del pie desde adentro, inhala mientras enderezas los brazos y levantas tu cabeza y torso. Al exhalar vuelve a irte hacia adelante, tirando de tus dedos gordos para aumentar el estiramiento. Si eres flexible, puedes llevar tu cabeza hacia las canillas, pero asegúrate de que tu espalda esté derecha siempre. Si no llegas a tus pies, envuelve la banda debajo de tus pies y sostente firmemente.

Posturas de yoga para la pelvis

De acuerdo al Yoga Journal, la postura de loto estimula la pelvis, el abdomen y la vejiga y ayuda a aliviar los dolores menstruales, que pueden afectar las mismas zonas que las infecciones urinarias. Siéntate en el suelo con la espalda derecha y cruza tus piernas al estilo yogi, esto es, con la parte externa de tu pie derecho descansando en la parte interior de tu muslo izquierdo y con la parte externo del pie izquierdo tcando la parte interna de tu muslo derecho. Puede ser que debas retorcer tus caderas para colocarte en posición. Usa tus pies para presionar los muslos e ingle contra el suelo. Mantén tu espalda derecha y levanta el pecho cuando inhalas. Los principiantes sólo deben mantener esta posición por unos segundos antes de descansar. Repite el ejercicio con tu piernas cruzadas de manera opuesta.

La postura yoga para el abdomen

Esta posición retorcida de la columna le da suaves masajes a los órganos abdominales, que afectan las infecciones urinarias, dice el Yoga Journal.. Comienza sentándote en el suelo con tus piernas extendidas al frente, inclínate sobre tu cadera derecha y dobla ambas piernas para que tus pies lleguen a la altura de tu cadera derecha. Tu tobillo izquierdo debe descansar en el arco de tu pie derecho. Inhala y levanta el torso, entonces, mientras exhalas lentamente inclínate hacia la derecha. Coloca tu mano izquierda en tu rodilla derecha y tira tu hombro izquierdo hacia atrás mientras lo haces para mantenerte derecha con tu pecho levantado. Tuércete un poco más con cada exhalación, presionando tu coxis contra el suelo y manteniendo tu estómago relajado. Repite doblando tus piernas hacia la izquierda torciéndote a la izquierda.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica mccahon | Traducido por adriana de marco