Yoga para el hipotiroidismo

De acuerdo con la American Thyroid Association, no existe una cura para el hipotiroidismo, que se caracteriza por una glándula de la tiroides inactiva que no produce suficiente cantidad de hormonas. Sin embargo, el hipotiroidismo se puede manejar y controlar, según afirma la asociación. El hipotiroidismo a veces se acompaña con síntomas de fatiga, depresión y piel seca, aunque los síntomas pueden variar. El yoga es una práctica que puede mejorar los síntomas de esta afección. Consulta con tu médico para determinar si padeces de hipotiroidismo y si el yoga es un método plausible para aliviar los síntomas.

Tipos

Se cree que ciertos tipos de poses de yoga estimulan la glándula de la tiroides para que pueda crear más hormonas tiróideas, aunque se necesitan más investigaciones para respaldar esta afirmación. Se recomiendan algunas flexiones de espalda para la tiroides debido a que abren el pecho y cuello, lo cual puede ayudar a que la hormona de la tiroides fluya. Las inversiones, en donde levantas tu cuerpo sobre tu cabeza, te ayudarán a que la sangre fluya sobre el cuello, lo cual se cree que estimula la glándula de la tiroides.

Poses

Se sugieren poses específicas de cada categoría de yoga por sus beneficios propuestos para la tiroides. Las inversiones específicas que se creen que mejoran la función de la glándula son la pose Bridge, King Pigeon y la pose del plano inclinado. Algunas inversiones que puedes probar son la pose arado y la pose apoyado sobre los hombros. La pose del barco es una posición que se realiza sentado y que se recomienda para la tiroides. Consulta con un instructor de yoga certificado para aprender la manera correcta de realizar estas poses.

Síntomas

El yoga es capaz de aliviar muchos de los síntomas específicos del hipotiroidismo. Muchas personas que padecen de esta afección experimentan sensación de cansancio y lentitud. Las poses de yoga restauradoras y energizantes pueden ayudarte a sentirte restaurado y fresco. El hipotiroidismo puede ocasionar dolores, malestares y rigidez en tus músculos y articulaciones. Las poses de yoga involucran numerosas posiciones de elongación, trabajando con tu cuerpo a tu mismo nivel, lo cual puede aflojar los músculos y mejorar la flexibilidad. El hipotiroidismo también puede implicar un aumento de peso. Aunque el yoga no se conoce por quemar calorías, con las excepciones de del yoga Hot y Power, todos los tipos de yoga tonifican los músculos, queman algunas calorías y alivian el estrés, que puede ser una causa del aumento de peso. Consulta con tu médico para determinar cuáles son los mejores métodos para lidiar con tus síntomas.

Chakras

El yoga se basa en creencias orientales que a veces son alternativas a la medicina occidental. Una de estas es la creencia en chakras, que se creen que son centros energéticos del cuerpo. Los promotores del chakra creen estos se pueden bloquear y así conllevar a problemas de salud mentales y físicos. En el caso de la tiroides, se cree que la comunicación o quinto chakra controla esta glándula y necesita trabajar correctamente para mantenerla balanceada. Algunas de las mismas poses que se creen que abren y estimulan la glándula de la tiroides también ayudan a que este chakra funcione de manera correcta. Esto incluye las poses Bridge y King Pigeon.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon therien | Traducido por melisa lazarte