Yoga & Epilepsia

Un estudio publicado en febrero del 2008 en "Epilepsy and Behavior" relaciona al yoga y la epilepsia. En el estudio, 18 epilépticos que practicaron yoga bajo supervisión por 10 semanas mostraron una disminución en la frecuencia de los ataques. No se observaron cambios en un grupo de control de 16 individuos que practicaron ejercicios regulares. Al final de la sesión de yoga durante 10 semanas, dos epilépticos se aliviaron completamente de sus ataques.

Identificación

Mayo Clinic.com describe la epilepsia como una condición donde las corrientes eléctricas emitidas por las células nerviosas del cerebro de una persona le causan ataques. Toma un mínimo de dos ataques no provocados para ser diagnosticado con epilepsia. Los ataques varían de unos pocos segundos de permanecer observando al vacío a cinco minutos o más de convulsiones o desmayos. El tratamiento frecuentemente incluye medicación y menos frecuentemente, cirugía. El yoga es un tipo de terapia de ejercicio que involucra postura, respiración y meditación. Es conocido por relajar el cuerpo y la mente, reduciendo el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

Información de los expertos

En su libro "Yoga: The Path to Holistic Healing" (Yoga: El camino a la sanación holística), el gurú de yoga aclamado internacionalmente, B.K.S. Iyengar, ilustra 18 poses para beneficiar a los epilépticos. Las ilustraciones muestran poses usando collarines, bloques, cinturones, sillas y la pared como accesorios para los principiantes y los menos flexibles. Iyengar dice que la práctica regular de esta secuencia recomendada de posturas aliviará la presión en el cerebro y el sistema nervioso por completo. Iyengar es el padre del yoga Iyengar, un tipo de yoga que se enfoca en la alineación y mantener las posturas por períodos prolongados.

Tipos

Iyengar es una forma de yoga popular en los Estados Unidos. Los yoga de la energía, ashtanga y vinyasa son estilos vigorosos que pueden atraer a aquellos que desean un entrenamiento cardiovascular. El bikram yoga se realiza en una habitación caliente para facilitar la flexibilidad. El viniyoga es un tipo suave y reconstituyente de yoga que usa accesorios, adecuados para aquellos que se están recuperando de una lesión o enfermedad. Estos son sólo algunos de los innumerables estilos de yoga. Cualquier forma será útil para los epilépticos, pero escoge con la aprobación de tu doctor y bajo la supervisión de un instructor de yoga certificado.

Consideraciones

La fatiga, los mareos, aumento de peso, pérdida de densidad ósea, salpullidos, pérdida de coordinación y problemas del lenguaje son algunos de los efectos menores que la medicación contra la epilepsia puede provocar. Los más raros y severos son depresión que desemboca en pensamientos suicidas, salpullido severo e inflamación de órganos. El estrés que estos medicamentos llevan al sistema es múltiple. El yoga puede ayudar a aliviar el estrés causado por estos medicamentos, así como la depresión y el aumento de peso, asegura Mayo Clinic.com.

Potencial

Mientras mantiene las poses, el estudiante de yoga aprende a enfocarse en su respiración. Usando el ritmo de su respiración, fluye de una pose a la siguiente. Enfocarse en la respiración eventualmente se convierte en una meditación por sí misma. En el gran baile de la vida, tu respiración es una aliada valiosa; el yoga puede enseñarte cómo usarla para calmar el cuerpo y la mente. Para los epilépticos, este tipo de respiración puede ser una herramienta más en su arsenal. La conciencia mente-cuerpo hace que el epiléptico se sienta empoderado.

Más galerías de fotos



Escrito por katherine garner | Traducido por karla m. gonzález