El yoga y el dolor de pies

Los diferentes estilos de yoga son muy apreciados en Estados Unidos, incluyendo Ashtanga, Vinyasa, Iyengar, Anusara, Kundalini y otros. Algunos estilos de yoga incluyen una secuencia vigorosa de posturas como la llamada "saludo al sol" que requiere pisar o saltar hacia atrás cayendo en las yemas de los dedos de los pies. Este ejercicio puede generar dolor, el cual puedes reducir o eliminar cambiando tu estilo de yoga.

Movimientos de transición que pueden causar dolor en los pies

Un activo saludo al sol requiere saltar hacia atrás para llegar a una posición de lagartija que significa colocarte sobre las cuatro extremidades, postura que recibe el nombre de Chaturanga Dandasana. A partir de ese momento, debes pasar de las yemas a los dedos del pie para que sólo las puntas toquen el suelo. Estas dos transiciones crean dolor en los practicantes de yoga. Además, los zapatos pueden constreñir los pies, causando dolor durante la práctica del yoga, porque sus arcos naturales no pueden soportar el peso del cuerpo. Ashtanga, Vinyasa y muchos de los estilos Power Yoga incluyen el saludo al sol, pero el Iyengar y el Kundalini no.

Levantar los talones fortalece los músculos del arco del pie

Para ayudar a reducir el dolor de pies, practica ejercicios para recuperar la elasticidad en los músculos plantares que forman la base del arco. Párate descalzo con los pies paralelos colocados a una distancia igual que las caderas. Mantén la cabeza y el pecho erguidos, con los abdominales inferiores contraídos hacia la columna, levanta ambos talones mientras aprietas los músculos de las piernas. Haz una pausa antes de bajar los talones al suelo. Haz este ejercicio de 10 a 20 veces al día para fortalecer la fascia plantar y así tener un paso más firme.

Cura tus pies después de usar tacones altos

Si regularmente usas zapatos de tacón alto, estás acortando tus músculos en la parte posterior de la pierna; incluyendo el tendón de Aquiles, los tendones de la corva y los músculos de la pantorrilla. Al mismo tiempo, estás forzando tu arco a permanecer de forma fija e inflexible durante horas. Los zapatos de las mujeres también pueden estresar los dedos de los pies, obligando al segundo y tercer dedo a superponerse. Puedes ejercitar los músculos más pequeños de los dedos de los pies, colocando varias canicas grandes en el suelo. Sentado en una silla, recoge una canica a la vez con el pie derecho, mientras mueves las demás con el izquierdo. Una vez que has movido todas las canicas, repite lo mismo con el pie izquierdo.

Construye los arcos de los pies

Cada uno tiene un arco diferente y una postura natural. Si tienes el pie plano, tu profesor de yoga te animará a abanicar los dedos para crear un arco artificial y luego a colocar tus dedos sobre la estera mientras intentas mantener el arco. Los arcos en las plantas de los pies descalzos se convertirán en tus "zapatos" cuando ejercites yoga. Para ayudar a construir un arco natural, coloca una pequeña toalla limpia en el suelo. Siéntate en una silla y coloca tu pie desnudo en el borde de la toalla. Usa tus dedos para enrollarla. Repite el ejercicio con el otro pie. Sentirás como trabajan todos los músculos de los pies, los dedos y la fascia plantar a medida que realizas este ejercicio.

Considera la posibilidad de practicar los estilos de yoga Iyengar y Kundalini

El dolor del pie puede ocurrir al practicar yoga si tienes pie plano, si el arco medial está tenso o te sientes incapaz de saltar hacia atrás en Chaturanga Dandasana por temor a lastimar tus pies. Trabaja de forma individual con un profesor de yoga para aprender a aligerar los abdominales inferiores y puedas flotar hacia atrás. En Chaturanga, simplemente das un paso hacia atrás hasta que puedas dominar el "salto hacia atrás". Considera practicar el estilo de yoga Iyengar, que hace hincapié en la alineación precisa y corrige desequilibrios musculares del cuerpo. Puedes usar accesorios, incluidos bloques, correas, una cuerda atada a la pared y una silla plegable. Mientras el estilo yoga Kundalini no se basa en Vinyasa, la cual puede incluir ejercicios de respiración avanzados, mantras establecidas y posturas específicas que debes mantener durante 11 minutos o más.

Más galerías de fotos



Escrito por sava tang alcantara | Traducido por xochitl gutierrez cervantes