Yoga y congestión de pecho

Si tienes alergias, bronquitis o una gripe respiratoria, una congestión en el pecho puede hacer que la respiración sea muy difícil e incómoda. El yoga ofrece una manera de ayudar a eliminar la congestión, las fosas nasales abiertas, y facilita inhalar y exhalar fácilmente. De hecho, muchos practicantes regulares de yoga advierten que en realidad ayuda a reducir la aparición y la gravedad de las enfermedades respiratorias, de acuerdo con el Dr. Timothy McCall, autor del libro "Yoga como medicina: La receta del yoga para la salud y la curación".

Posición de cobra

Para liberar la congestión y facilitar la respiración, trata una pose que expanda y abra el pecho. Dr. Michael T. Murray, autor de la "Enciclopedia de Medicina Natural", recomienda bhujangasana o actitud de la cobra, en la que te acuestas boca abajo con los codos doblados y las manos a ambos lados de tu pecho, y luego alargas y levantas la cabeza , los hombros y el pecho del piso. Mantén esta posición durante varias respiraciones.

Pose del puente

Setu Bandha Sarvangasana, o la pose del puente, también abre el pecho, alivia el estrés y estimula los pulmones. Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el piso, del ancho de las caderas y en paralelo. Levanta la pelvis y junta las manos por debajo de tu asiento o alcanza tus pies. Usa un bloque bajo el sacro para tener una ayuda adicional. Respira de manera uniforme y profundamente.

Posición de zapatero en el suelo

Sustituye una práctica de yoga completa con un descanso reparador. Saca tus apoyos para el relajante Supta baddha Konasana, o posición de zapatero en el suelo. Usa una pila de un máximo de tres mantas dobladas para apoyar y levantar el pecho, una manta doblada debajo de cada brazo y bloques debajo de las rodillas. Estira los brazos en alto por una buena apertura de pecho antes de establecerte en la pose. Quédate así durante como 15 minutos.

Inclinaciones hacia adelante apoyadas

Si alguna de estas posiciones de apertura de pecho te provoca demasiada tos, trata de inclinarte hacia delante. Haz Balasana o posición del niño, sobre un cabezal levantado en la parte delantera con un bloque debajo. Para abrir y relajar las caderas al mismo tiempo, intenta un apoyo upavista Konasana o inclinación hacia adelante de gran angular, descansando delante sobre un cojín o sobre el asiento de la silla. Impulsa la baja energía con viparita karani o las piernas hasta la pared con una almohada debajo de tu asiento y una manta enrollada debajo de tu cuello.

Soluciones naturales

El Dr. Murray recomienda aplicar una preparación a base de mentol en el pecho antes de acostarse para ayudar a despejar las vías respiratorias y aumentar el suministro de sangre hacia el tálamo, que controla el sistema inmunológico. Una olla Neti ayuda a despejar los conductos nasales tapados. Dr. McCall sugiere cantar "Aum" porque el sonido "ahh" resuena en el pecho y puede aflojar el moco en esa zona.

Más galerías de fotos



Escrito por lorraine shea | Traducido por susana lópez millot