El yoga caliente, ¿es bueno para pacientes hipotiroideos?

Las glándulas tiroideas de los pacientes hipotiroideos producen niveles insuficientes de hormona tiroidea, que es la que el organismo utiliza para regular los procesos metabólicos. Los síntomas de niveles bajos de esta hormona incluyen aletargamiento, ganancia de peso, tonicidad deficiente de la piel, uñas quebradizas, depresión y estreñimiento. Una evidencia limitada sugiere que la práctica del yoga puede ayudar a los pacientes hipotiroideos a controlar sus síntomas. Si bien los investigadores no han estudiado el yoga caliente o yoga Bikram de manera específica, ciertos aspectos de la práctica podrían resultar beneficiosos. Consulta a tu médico antes de intentar la práctica del yoga caliente para ayudar a tratar el hipotiroidismo.

Yoga caliente


Las prácticas de yoga caliente derivan del Bikram.

Todas las prácticas que se conocen como yoga caliente derivan del yoga Bikram, una serie de 26 posturas que se realizan en una habitación calefaccionada hasta unos 105 grados Fahrenheit, con un 30 a 40 por ciento de humedad. El calor tiene el objetivo de facilitar un estiramiento más profundo, y de contribuir a la eliminación de las toxinas corporales. El descubridor de esta disciplina, Bikram Choudhury, introdujo su yoga en los Estados Unidos en la década de 1970, y tuvo éxito al obtener los derechos de autor por la serie en 2002. Los maestros de Bikram deben obtener un certificado a través de un programa de entrenamiento de nueve semanas, y los gimnasios deben contar con una licencia con el fin de utilizar el nombre Bikram. Los gimnasios que carecen de la licencia que ofrecen "yoga caliente" incluyen varias de las posturas de Bikram mezcladas con otras, tales como el "perro invertido", que no es encuentran incluidas en la serie oficial. Las clases que imitan el yoga Bikram pueden contar con una calefacción más moderada.

Yoga e hipotiroidismo


El yoga podría mejorar los problemas tiroideos.

Las pacientes femeninas hipotiroideas que practicaron una hora diaria de yoga durante 30 días informaron una mejoría en su bienestar y en la percepción de su calidad de vida, de acuerdo con un estudio publicado en el ejemplar de agosto de 2011 de Complementary Therapies in Clinical Practice. De manera similar, investigadores hindúes descubrieron que las participantes femeninas de un estudio que practicaron 45 minutos de pranayama, o respiración profunda de yoga, de manera diaria durante seis meses, experimentaron mejorías en cuanto a la capacidad respiratoria y a la función pulmonar. La serie de yoga caliente Bikram incluye de cinco a diez minutos de respiración pranayama al comienzo de la clase, así como también varios minutos de kapalbhati, o "respiración de fuego", hacia el final.

Poses benéficas


Algunas poses de yoga podrían incrementar el metabolismo.

De acuerdo con la teoría del yoga Bikram, las poses que requieren que presiones tu barbilla hacia abajo en dirección al pecho, o poses de compresión, estimulan y tonifican las glándulas tiroides y paratiroides, las cuales están situadas al frente de la garganta. La serie Bikram incluye seis de esas posturas: pose de pie frente a las rodillas, pose de pie con las piernas separadas y frente a las rodillas, pose removedora del viento, pose fija y firme, pose del conejo y pose sentada frente a las rodillas. Las personas que practiquen estas poses de yoga Bikram y presten atención especial a la posición de la barbilla pueden incrementar su metabolismo y facilitar la pérdida de peso, de acuerdo con Bikram.

Control del peso


El yoga puede ayudar a controlar el peso.

De la misma manera que con cualquier hatha yoga, la práctica del yoga Bikram puede ser tan vigorosa como elijas en tu caso. El calor de un estudio de Bikram eleva el ritmo cardíaco mientras el cuerpo incrementa la circulación sanguínea para enfriarse, un efecto que puedes intensificar al sostener las poses lo más que puedas, además de prestar atención al compromiso completo de los músculos relevantes. Participar en una clase de Bikram yoga de 90 minutos puede quemar hasta 900 calorías, de acuerdo con un artículo publicado en el sitio web Women's Health; y su práctica consistente podría ayudar a elevar la tasa metabólica con el tiempo. Para los pacientes hipotiroideos, la práctica del yoga caliente puede combatir la ganancia de peso que suele acompañar los niveles tiroideos bajos.

Más galerías de fotos



Escrito por bryn bellamy | Traducido por sofia elvira rienti