Yoga Bikram para la rodilla del corredor

Si tus piernas fueran un ejército, entonces tus rodillas serían los soldados de infantería. Cargan una gran cantidad de peso y terminan en la primera línea, especialmente si corres, juegas al fútbol, ​​andas en bicicleta o cualquier otra actividad en la que deben absorber una gran cantidad de movimiento e impacto, dice la American Academy of Orthopaedic Surgeons. Es probable tener que terminar el juego si fuerzas un tendón o sacas la rodilla fuera de lugar, lo que a menudo se llama rodilla del corredor. El alivio del dolor, sin embargo, puede estar tan cerca como tu clase de yoga Bikram (o yoga caliente).

Rótula dolorosa


El uso excesivo puede sacar tu rodilla fuera de lugar.

La rodilla del corredor es una manera de describir una dislocación de la rótula, que se produce cuando esta pierde la alineación con la parte frontal de la rodilla, de acuerdo con MayoClinic.com. Las causas varían, pero en general, la rodilla del corredor es provocada por un ejercicio vigoroso de alto impacto y estiramiento insuficiente antes de un entrenamiento, según la American Academy of Orthopaedic Surgeons. Hacer crujir tu rodilla de nuevo en su lugar no es la respuesta, ya que no proveerá alivio a largo plazo. En casos extremos, sólo la cirugía o el tiempo curará la herida, aunque estirar y hacer masajes a la rodilla puede aliviar el dolor y aflojar cualquier tensión que sientas.

Curación con calor

Muchas organizaciones de atención de salud, incluyendo la American Nutrition Association, aprueban al calor como posibilidad de disminuir el dolor y mejorar la salud física. La American Academy of Orthopaedic Surgeons sugiere la aplicación de calor a los músculos doloridos o rígidos, así como en las articulaciones dolorosas. La Soft Health and Healing Clinic en Western Canada sugiere que los pacientes apliquen calor húmedo en los músculos antes de estirarlos, ya que ayuda a relajar los músculos y permite un estiramiento más profundo.

Yoga Bikram


Las temperaturas extremas de un salón de clases de yoga Bikram pueden ayudar a aliviar la rodilla y otros dolores musculares.

Desarrollado por Bikram Choudhury, el yoga Bikram se practica en habitaciones con una temperatura de alrededor de 105° Fahrenheit (40 ºC) y 40 por ciento de humedad. En otras palabras, comenzarás a sudar tan pronto como entras en la habitación, lo cual puede parecer abrumador al principio. Una práctica de yoga Bikram, según su fundador, implica una secuencia de 26 posturas para trabajar y armonizar todo el cuerpo. Choudhury cree que el calor suaviza tu cuerpo de adentro hacia afuera. A pesar de la sinergia sugerida por las 26 posturas de yoga Bikram, algunas de ellas se centran específicamente en las rodillas.

Posturas para la rodilla del corredor


Algunas posturas son mejores que otras para estirar las rodillas.

No tienes tiempo para pensar cuando estás practicando yoga Bikram. Escuchas a tu instructor y te mueves, pasando por algunos equilibrios difíciles y posturas que cargan diferentes grupos musculares y partes del cuerpo. Varias posturas del yoga Bikram requieren que extiendas completamente las piernas, lo cual ayuda a estirar las rodillas tensas y doloridas, incluyendo Dandayamana-Janushirasana, Tuladandasana, Utthita Trikonasana y Salabhasana. El yoga Bikram puede no ser una panacea, pero mientras más lento te estires hasta lograr la extensión completa de estas posturas, mayor será el beneficio para las rodillas.

Las posturas que debes evitar

Antes de empezar una clase de yoga Bikram, informa a tu instructor sobre tu lesión para que pueda ayudarte a modificar cualquier postura que podría dañar más las rodillas. Utkatasana y Garudasana requieren que coloques mucho peso en tus rodillas, lo cual no las ayudará a sanar. Deja tu práctica si tus rodillas empiezan a doler, y recuerda que siempre puedes encontrar una postura de relajación. El yoga Bikram por sí sólo puede no hacerte volver a tu entrenamiento regular de inmediato, pero mientras más lo practiques y estires las rodillas, más relajados estarán tus músculos y más pronto sanará tu rodilla.

Más galerías de fotos



Escrito por william henderson | Traducido por martin santiago