¿El yoga aumenta la capacidad pulmonar?

El yoga es una medicina alternativa comúnmente practicada en Estados Unidos, generalmente consiste en posturas y ejercicios de respiración. Se han producido mejoras en la capacidad pulmonar con la práctica regular del yoga en adultos sanos y en individuos con asma; esto demuestra que todos los individuos tienen el potencial para experimentar los beneficios respiratorios de la práctica.

Capacidad pulmonar definida

La capacidad pulmonar se refiere a la cantidad total de aire inhalado y exhalado durante una respiración normal y forzada. El volumen tidal es la cantidad de aire movido dentro y fuera de los pulmones durante la respiración normal; el volumen de reserva es la cantidad de aire forzado inhalado o exhalado. Juntos, conforman la capacidad vital de los pulmones. Sin embargo, existe un volumen de aire que queda en los pulmones en todo momento a menos que colapsen. Esto se denomina "volumen residual". Este volumen de aire nunca puede ser exhalado sin importar cuánto se empuje el aire fuera de los pulmones.

Entrenamiento de yoga para pulmones saludables

El yoga ha mejorado la capacidad pulmonar en adultos sanos practicando un promedio de 90 minutos por día durante un período de 10 semanas, según la edición de marzo de 2013 de la “Journal of Alternative and Complementary Medicine". También se reveló que practicar más de 90 minutos por día no dio lugar a otras mejoras en la capacidad pulmonar de estos individuos. Esto indica que mientras la práctica regular afecta beneficiosamente la función pulmonar en adultos sanos, aumentar la duración de la práctica no necesariamente amplifica estos efectos beneficiosos.

El yoga mejora la función pulmonar con asma

El asma es una condición en la cual la inflamación provoca un estrechamiento de las vías respiratorias, resultando en una capacidad disminuida para tomar aire en los pulmones. Esta enfermedad en todo el mundo se ha vuelto cada vez más frecuente y representa aproximadamente 5000 muertes en los Estados Unidos al año, según la World Health Organization. La capacidad vital, que se reduce en los asmáticos, se ha demostrado que aumenta con ocho semanas de practicar posturas de yoga y ejercicios de respiración cinco días por semana, según un estudio publicado en julio del 2009 en “BMC Pulmonary Medicine".

Respiración yóguica y función pulmonar

Aunque la mayoría de los estudios se han centrado en las posturas de yoga combinadas con la respiración, el pranayama, respiración yóguica, también ha demostrado que mejora la función pulmonar en pacientes con asma bronquial cuando se lo practica solo. Esto fue documentado por un estudio publicado en la edición 2009 de “International Journal of Yoga” en el cual los participantes se dividieron en un grupo control y uno de respiración que practicaba el pranayama 20 minutos dos veces al día durante 12 semanas. Los participantes en el grupo de respiración mostraron una reducción en los síntomas del asma y mejoraron la función pulmonar, y esto no fue observado en el grupo control.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. stacy d. hunter | Traducido por marcela carniglia