Yoga ashtanga para principiantes, ejercicios que puedes realizar en casa

Empezar a practicar yoga puede ser una de las mejores cosas que hagas para ti mismo. Se originó hace 5.000 años en la India por hombres que se encontraban en el camino de el descubrimiento de sí mismos y de la naturaleza del universo. Desde entonces, el yoga se convirtió en un sistema físico, flexible y accesible. No tienes que estar en forma, ni tampoco requieres de una cierta edad o de un tipo de cuerpo determinado para comenzar a practicarla. Ni siquiera tienes que salir de casa. Puedes hacer los ejercicios de yoga ashtanga en casa.

Orígenes

El nombre de yoga ashtanga se lo dio un antiguo estudiante llamado Patanjali. Este joven propuso el nombre de ashtanga en su pequeño tratado que tituló "Yoga Sutras" el cual forma parte de las ocho ramas; "ashta" significa extremidad y "anga" significa práctica. Es decir, se trata de un sistema de respiración correcta que ayuda a vivir, a pensar y a ser. Se enfoca en la tercera rama que tiene que ver con la práctica física del yoga. Un hombre del siglo XX, en la India llamado Pattabhi Jois desarrolló el sistema moderno de yoga ashtanga. Tomando las posturas de la tradición del yoga hatha, ideó una secuencia de posturas que se llevan a cabo una tras otra y se conectan por medio de la respiración.

Las posturas

A menudo, a esta disciplina se la relaciona con el poder. El yoga ashtanga consiste en realizar posturas con las que es posible que estés ya familiarizado, como el perro boca abajo y el puente. Si eres un principiante de yoga ashtanga, debes practicar la primera de las seis series creadas por Jois. La primera serie se conoce comúnmente como surya namaskar, o saludos al sol. Esta primera serie se desarrolló para alinear el cuerpo y desintoxicar tus órganos. Empieza con la postura de la montaña para que aprendas a ponerte de pie con las plantas de los pies paralelos y bien puestos sobre el piso mientras dibujas el cóccix debajo y alargas la espalda. Aprende a estirar los omóplatos muy abajo de la espalda para lograr una postura correcta. Después haz la postura de de la montaña, empieza la serie con tu atención enfocada en la respiración.

Practicar en casa

El yoga ashtanga para principiantes requiere que compres o pidas prestado algunas piezas necesarias para hacer los ejercicios en casa. El yoga ashtanga consiste en moverse relativamente rápido por lo que deberás hacer los ejercicios sobre una superficie que no sea resbaladiza. Necesitarás una estera antirresbalante que puedes comprar en las tiendas de artículos deportivos, en las especializadas en yoga, en los grandes almacenes o en línea. También, es posible aprender yoga ashtanga en libros, pero lo mejor es comprar o pedir prestado en la biblioteca un disco DVD para conocer las instrucciones necesarias para los principiantes. Escribe en un motor de búsqueda "Yoga Journal" para entrar a una sección completa en línea que trate sobre el desarrollo de una práctica en casa. Gaiam es también una fuente bien conocida de los suministros de yoga.

Consideraciones

Si eres nuevo en yoga escucha y ve un DVD varias veces sin practicarla. Primero, debes tener una idea clara de lo que esperas aprender y tratar. Cuando estés listo para comenzar los ejercicios ashtanga, observa con atención las instrucciones. Pon atención mientras el instructor te lleva a través de la primera pose de la serie, luego detén el DVD. Observa como te sientes tú mismo en la pose y si sientes estabilidad y equilibrio. Ajusta la postura sin llegar a que sea rígida. Concéntrate en la respiración profunda desde el diafragma. Primero, observa con atención todo el DVD un par de veces. Aprende a alinear tu cuerpo. Esto es clave para tener una práctica de yoga ashtanga exitosa y segura.

Más galerías de fotos



Escrito por linda kaban | Traducido por xochitl gutierrez cervantes