Yoga para aliviarse de gota

La gota es un tipo de artritis causada por la acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones. Una vez que se forman los cristales, la articulación se vuelve roja, inflamada y extremadamente dolorosa. Cualquier persona que ha sufrido un ataque de gota tomará las medidas necesarias para evitar padecerla nuevamente. Los movimientos suaves de yoga te ayudarán a prevenir estos dolorosos ataques.

Factores de riesgo para padecer gota

La gota afecta típicamente a los hombres de más de 40 años y a las mujeres después de la menopausia. Los alimentos como las carnes rojas, mariscos y algunas verduras contienen purina. A medida que tu cuerpo descompone las purinas, se forma el ácido úrico y generalmente se elimina del cuerpo. Cuando hay un alto contenido de purinas en la sangre, se forman cristales de ácido úrico en las articulaciones. Esta acumulación es causada por una dieta demasiado rica en purinas, o la incapacidad del cuerpo para eliminarlas. Las dietas especiales están disponibles para ayudarte a evitar los alimentos ricos en purina. Beber mucha agua y mantener un peso saludable también reduce los factores de riesgo.

Cómo se puede evitar la gota practicando yoga


Las posturas de yoga te ayudan a ser más flexible.

Con el tiempo, los frecuentes ataques de gota pueden causar deformidades en las articulaciones y restringir el movimiento. Los estiramientos suaves del yoga son benéficos para seguir siendo flexible y libre de las limitaciones físicas causadas por la gota, y la práctica regular te ayuda a mantener o mejorar tu flexibilidad. El estiramiento también aumenta la circulación ayudando a prevenir que los cristales de ácido úrico se acumulen en las articulaciones.

El yoga ayuda a mantener el peso

Si tienes gota, sabes lo importante que es mantener un peso saludable. Las libras de más aumentan el dolor de las articulaciones que sufres en un ataque de gota. Se recomienda la pérdida gradual de peso porque si lo pierdes rápidamente, las purinas pueden atacar las articulaciones. El yoga ayuda a la pérdida de peso gradual. En julio de 2005, el Fred Hutchinson Cancer Research Center publicó un estudio que encontró que el yoga ayuda a prevenir el aumento de peso en las personas de mediana edad. También encontraron que las personas con sobrepeso que practican yoga regularmente perdieron más peso que aquellas que no lo practican.

Yoga y dieta contra la gota

La dieta recomendada para la gota es muy restrictiva. Para eliminar los alimentos ricos en purina, se tienen que eliminar la carne roja, mariscos y todos los alimentos con proteína animal. También debes limitar o evitar el alcohol, el azúcar y aumentar tu cantidad de hidratos de carbono complejos. Cuando practicas yoga te vuelves más consciente de tu cuerpo y lo que pones en él. Esta toma de conciencia puede ayudar a seguir la dieta recomendada para prevenir otro doloroso ataque.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda cyr | Traducido por maria del rocio canales