Las yemas de los huevos y los niveles de testosterona

A pesar de que a veces se recomienda omitir las yemas de huevo a las personas bajo régimen dieta por su alto contenido en calorías, las yemas pueden ser beneficiosas en varias maneras. Una de ellas es la mejora en los niveles de testosterona para los atletas. Varios nutrientes en las yemas de huevo pueden ser propicias para promover un aumento en los niveles de testosterona, pero las yemas de huevo no son reconocidas como un suplemento dietético o una cura para cualquier enfermedad, por lo que sus resultados pueden variar.

Contenido de grasa

Mucha gente se come las claras del huevo, en lugar del huevo entero, debido a que las yemas contienen toda la grasa de un huevos. Sin embargo, esta grasa puede ser beneficiosa si deseas aumentar tus niveles de testosterona. Un estudio publicado en la edición de diciembre de 1996 de "The American Journal of Clinical Nutrition" encontró que el aumento en la ingesta de grasas conlleva a un aumento en los niveles de testosterona.

Calcio

Las yemas de huevo son ricas en calcio mineral. El calcio es un nutriente importante, a menudo encontrado en los productos lácteos, que te puede ayudar a mantener la fuerza de los huesos y los dientes. Además, un estudio publicado en la "Biological and Trace Element Research", en la edición de diciembre de 2008, explica que el calcio puede ayudar a aumentar los niveles de testosterona.

Vitamina D

Las yemas de huevo son una rica fuente de vitamina D. Esta vitamina ayuda a promover las funciones inmunes apropiadas y regula los niveles de calcio. Además, la investigación de la edición de marzo 2011 de la "Hormone and Metabolic Research" indica que el aumento en el consumo de vitamina D puede producir niveles más altos de testosterona.

Ácido aspártico

Debido a que las yemas de huevo tienen un contenido rico en proteínas, también son ricas en aminoácidos, que son los constructores de proteínas. Los huevos son particularmente ricas en ácido aspártico, un aminoácido que podría aumentar significativamente los niveles de testosterona en sólo 12 días, según encontró la investigación de la edición de octubre 2009 de la "Reproductive Biology and Endocrinology"

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por eduardo sanchez