Voz ronca después de correr

Una voz ronca después de correr (jogging) puede estar relacionada con una garganta seca, diversas alergias o incluso ataques de asma. Una voz ronca puede estar relacionada a una laringitis de muchas causas. La mayor parte del tiempo la laringitis se asocia con un resfriado u otra enfermedad, pero puede ser causada por otros agentes irritantes de garganta y cuerdas vocales que pueden molestar cuando sales a correr, haciendo que tu voz se oiga ronca.

Sequedad

Cuando inhalas y exhalas al correr, el aire pasa a través de las cuerdas vocales. Si estás respirando y exhalando por la boca en un ambiente seco, es posible que tengas la garganta seca, que es un síntoma de laringitis. De acuerdo con una página web, es beneficioso mantener la garganta húmeda para reducir la ronquera. También evita utilizar descongestivos antes que correr, ya que pueden resecarte la garganta y causar más tensión en tu voz. Bebe mucha agua después de salir a correr y durante todo el día para mantenerte hidratado y humedecer la garganta, ya que puede ayudarte a prevenir una voz ronca. También podría ser útil mantener un pedazo de goma de mascar en la boca entre tus dientes mientras sales a correr para estimular la humedad.

Alergias

Una de las causas de la laringitis o de una voz ronca son las alergias, que pueden ser especialmente molestas cuando sales a correr. Puedes inhalar alérgenos como caspa de gato, polen de las hierbas y árboles, esporas de moho, polvo y cualquier otra cosa que tu cuerpo perciba como un alérgeno. Cuando inhalas alérgenos rápidamente durante un trote, la capa de las cuerdas vocales se hinchan y provocan ronquera. Para controlar las alergias cuando sales a correr, toma medicamentos antialérgicos y libres de descongestivos bajo receta que no causen somnolencia y no corras al aire libre cuando el nivel del polen sea alto. Como alternativa a un trote al aire libre puedes intentar correr en una cinta en el interior de tu casa o gimnasio.

Asma inducido por el ejercicio

Si sufres de alergias, puede que seas más propenso a tener bronco constricción inducido por el ejercicio o el BEI. Los síntomas del BEI incluyen sibilancias, tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar. Una tos intensa puede irritar las cuerdas vocales y producir una voz ronca. Para evitar episodios de BEI durante el trote, evita salir en climas muy fríos y secos. Además, presta atención a los peores momentos de la alergia. La primavera es típicamente la peor época del año para las alergias, así que si vas a trotar y padeces de BEI, lleva un inhalador. También puedes usar un barbijo para reducir tu riesgo de tener un ataque.

Consulta a tu médico

Si tu voz queda ronca después de cada vez que sales a correr y no mejora a pesar de las medidas de auto cuidado, consulta a un médico. Si padeces de alergias o sufres de BEI que crees que podría estar produciendo ronquera en tu voz después de correr, consulta tu médico para que te recete un tratamiento si es que ya no estás recibiendo atención médica.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por priscila caminer