Cómo volverse flexible para la gimnasia

A pesar de que la flexibilidad natural es una de las cosas que los entrenadores buscan en los niños que se convierten en gimnastas de elite, tu flexibilidad no está limitada por tu genética. Según el Consejo de Administración de USA Gymnastics, el estiramiento es esencial para aumentar la flexibilidad. Para desarrollar la flexibilidad de un gimnasta, debes estirarte y acondicionarte.

Flexibilidad del cuerpo superior

Los estiramientos para la flexibilidad del hombro incluyen alcanzar tu brazo sobre el pecho mientras lo sostienes con el otro brazo, alcanzar con una mano tu espalda mientras empujas contra el codo con la otra mano, y rotar los hombros en círculos. Estirar hacia adelante mientras estás de pie y flexionar hacia atrás tanto como sea posible ayuda a aumentar la flexibilidad de los hombros y la espalda. Los estiramientos de pecho realizados con los brazos detrás de la espalda, como juntar las manos detrás de ti y estirar los brazos, también ayudan a desarrollar la flexibilidad de la parte superior del cuerpo. Si no tienes flexibilidad para poner los brazos detrás del cuerpo, sostén una correa de yoga o banda de resistencia entre tus manos para llenar el vacío.

Flexibilidad del cuerpo inferior

Una habilidad de gimnasia fundamental que requiere flexibilidad avanzada de la parte inferior del cuerpo es el split. En el split frontal, se extiende una pierna hacia adelante mientras la otra se extiende hacia atrás, con la pelvis en el piso. En el split lateral, las piernas se extienden en una línea horizontal. En el split vertical, la gimnasta se para en una pierna y extiende la otra en el aire en una línea vertical. Los estiramientos de las gimnastas van más allá de un split normal con cada pierna en una silla y la pelvis más baja. Si sigues trabajando el split frontal, coloca un bloque de yoga o manta doblada debajo de la pelvis, y apoya las manos sobre bloques de yoga, si es necesario. Trabaja el split lateral extendiendo las piernas delante de ti en forma de V y estira la parte superior del cuerpo hacia adelante en la medida de lo posible, con las manos en el suelo. Utiliza la pared para practicar el split vertical, acerca gradualmente tu pelvis a la pared a medida que aumenta tu flexibilidad. A pesar de que los splits son importantes, la flexibilidad de la parte inferior del cuerpo también es importante para movimientos como ruedas de carro, redondillas y otras volteretas en el suelo y la viga.

Flexibilidad en la espalda

Las flexiones hacia atrás son la forma habitual para aumentar la flexibilidad de la espalda. Aunque las gimnastas deben tener la flexibilidad necesaria para hacer un salto mortal hacia atrás estando de pie y la fuerza en el torso para levantarse de nuevo, empieza practicando flexiones hacia atrás acostándote sobre tu espalda en el suelo, coloca tus manos al lado de tus orejas y estira los brazos para empujarte hacia arriba. Si no puedes empujarte hasta arriba, apoya la parte superior de tu cabeza en el suelo. Realizar un salto mortal hacia atrás, requiere que aumentes la fuerza de tu cuerpo superior con el fin de aumentar la flexibilidad de tu espalda.

Entrenamientos complemetarios

Si quieres ganar flexibilidad para la gimnasia, agrega un entrenamiento complementario a los estiramientos tradicionales. El yoga y los pilates mejoran la flexibilidad, y como un bono adicional, mejoran la fuerza del torso, que es esencial para la realización de las habilidades en las barras asimétricas. El yoga tipo ashtanga, también conocido como flujo o yoga de la energía, tiene la ventaja añadida de una sesión de cardio, mientras que los estilos más suaves como el yoga restaurativo estiran suavemente tu cuerpo. Los pilates aumentan la flexibilidad de la parte inferior del cuerpo, especialmente tu espalda y la cadera. Si estás luchando con el split o las flexiones hacia atrás, dale una oportunidad a los tipos de pilates como el reformer.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por leticia albarran