Cómo volver a ejercitarte con un abductor adolorido

Los corredores, atletas y practicantes de yoga, todos corren el riesgo de sufrir una lesión por sobrecargar los músculos abductores. Un tirón muscular en el interior de los muslos puede ser muy doloroso e incapacitar a las personas para realizar actividades diarias simples, y por supuesto, ejercitarse. Para volver a ejercitarte después de una lesión en los abductores, deja descansar el músculo, estíralo y ponle hielo. Si te ejercitas con un músculo lesionado, corres el riesgo de empeorar la lesión, así que es mejor esperar a que estés completamente sano para regresar a tu rutina habitual de ejercicio.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Paquetes de hielo
  • Medicina antiinflamatoria
  • Vendaje para el muslo

Instrucciones

  1. Coloca hielo sobre la lesión cuando acaba de suceder, cada tres o cuatro horas, durante 20 o 30 minutos. Continúa con este régimen los primeros dos o tres días después del tirón.

  2. Toma un antiinflamatorio para reducir o evitar la inflamación. Habla con tu médico o profesional de salud deportivo sobre si ésta es una buena opción de tratamiento, qué medicamento tomar y con qué frecuencia.

  3. Usa un vendaje en el muslo para comprimir el músculo abductor. Esto te ayudará a que el músculo descanse y así evitarás empeorar la lesión con tus actividades diarias.

  4. Estira gentilmente el músculo cuando empiece a sanar. Acuéstate sobre el piso, boca arriba, con las piernas extendidas y dobla la pierna lesionada. Levanta la rodilla por encima de tu cadera y déjala caer a un lado, estirando el músculo abductor. Mantén la posición durante 30 segundos. Si sientes dolor, no continúes.

  5. Deja reposar tu músculo abductor tanto como puedas hasta poder realizar tus actividades diarias sin sentir dolor. Regresa a tu rutina de ejercicio cuando hayas recuperado el rango de movimiento y la fuerza en la pierna lesionada y puedas caminar con comodidad.

Consejos y advertencias

  • Sigue las recomendaciones de tratamiento de tu doctor o terapista físico.
  • Evita las lesiones en los abductores estirando los músculos antes y después de ejercitarte.
  • No intentes ejercitarte con un músculo abductor lesionado.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie mitchell | Traducido por eduardo moguel