Volar mientras tomas cumarina (coumadin)

Sentarse por largos periodos de tiempo en un avión puede provocar coágulos sanguíneos en casos excepcionales, cuando se reduce la circulación, sin embargo, los pacientes que ya están tomando un anticoagulante como la cumarina (coumadin) pueden tener menos qué temer que otros, porque los anticoagulantes ayudan a prevenir la formación de coágulos, aunque te sientes en un avión durante varias horas. Revisa tu receta con tu médico antes de salir y toma precauciones mientras estés en el aire, así podrás mantener la circulación de la sangre y el cuerpo sanos durante tu viaje.

Antes de tu partida

Dependiendo de tu condición actual, la duración del vuelo y el destino del viaje, tu médico puede ajustar tu dosis de cumarina antes de despegar. Haz una cita con tu médico para hacerte una prueba de sangre y hablar acerca de tu dosis. También debes preguntar sobre cómo renovar esta prescripción en su destino, en caso de que el frasco se termine o si se pierde la medicación durante tus viajes. Si no tienes las medias de compresión, tu médico podría recomendarlas durante y después de los viajes aéreos.

Empaca tu medicación

Probablemente ya sepas que es prudente tomar cumarina a la misma hora todos los días para mantener su concentración sanguínea de forma pareja, y que las dosis faltantes pueden ser peligrosas. Por estas razones, la Clinica Cleveland (Cleveland Clinic) recomienda mantener el medicamento contigo en todo momento durante el viaje. Prepara tu cumarina en tu equipaje de mano en lugar de en tu equipaje a despachar, por si acaso tus maletas no viajan en el vuelo contigo. Lleva contigo la prescripción en caso de necesitar una recarga durante tu viaje.

Consejos para el aeropuerto

La Administración de Seguridad en el Transporte (Transportation Security Administration) te permite llevar dispositivos de asistencia médica en el avión, incluyendo los medidores de Razón Internacional Normalizada (RIN) (International Normalized Ratio (INT)) y Tiempo de protrombina (TP) (ProTime (PT)), que te permiten hacerte una prueba del tiempo de coagulación. Si tienes uno de estos medidores, guárdalo en tu equipaje de mano y muéstralo a la seguridad del aeropuerto para una inspección visual, junto con tu medicamento, en lugar de pasarlo a través de la máquina de rayos-X. A pesar de que no es necesario etiquetar los medicamentos o dispositivos, hacerlo puede acelerar la comprobación de seguridad.

En el aire

Aunque estés tomando cumarina y las probabilidades de desarrollar un coágulo de sangre sean extremadamente bajas, sigue siendo inteligente tomar precauciones en tu vuelo. Estas incluyen el uso de las medias de compresión, si las tienes, flexionar los pies y las pantorrillas mientras estés sentado y moverte por la cabina cada media hora, cuando sea seguro hacerlo. Esto mantiene la sangre circulando para prevenir los coágulos sanguíneos. Bebe mucha agua para mantenerte hidratado y que la sangre fluya. El Servicio Nacional de Salud Whittington Salud (National Health Service's Whittington Health) recomienda usar también tus medias de compresión durante tres días después de tu vuelo para mejorar la circulación.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley mackenzie | Traducido por azul benito