Cómo vivir en una familia combinada de adolescentes

Si bien las familias combinadas pueden ser maravillosas, no siempre empiezan bien, especialmente cuando hay adolescentes involucrados. Los adolescentes son a menudo territoriales, protectores y resistentes al cambio que está más allá de su control. También pueden resentir el hecho de tener nuevos hermanastros, padrastros, una mudanza o tener que ajustar las cosas en casa para dar cabida a una nueva familia. Sin embargo, a pesar de los posibles obstáculos en el camino a la felicidad de tu familia combinada, saber cómo manejar a tus hijos adolescentes puede ayudar a hacer la transición mucho más fácil.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. "Siéntate con todos tus hijos adolescentes, biológicos y por matrimonio, y discute las reglas de la casa para la nueva familia combinada", recomienda James Lehman M.S.W., terapeuta de comportamiento infantil y colaborador de la página web Empowering Parents. Al dejar claro desde el principio que tú y tu nuevo cónyuge tienen las mismas expectativas para todos los adolescentes de la familia, se puede eliminar una gran cantidad de tensión. Por ejemplo, cuando los adolescentes entienden que sus nuevos hermanastros tienen que cumplir con las mismas reglas, hay menos posibilidades de que se sientan que están siendo tratados injustamente o que sus hermanastros son favorecidos.

  2. Realiza actividades de la vida real en familia, aconseja HelpGuide.org, un recurso sin fines de lucro para las familias. Por supuesto, las actividades divertidas extraordinarias, como escapadas a la playa los fines de semana y vacaciones exóticas, son una forma divertida de establecer un vínculo, pero no es una forma realista. Puesto que no vas a tomar un vuelo con destino a la playa cada fin de semana o cada vez que hay vacaciones de la escuela, es importante que te juntes y realices actividades reales en familia, como comprar comestibles, trabajar en el jardín e incluso ir a ver películas el fin de semana. Esto ayuda a fortalecer los vínculos, crea un sentimiento de familia y ayuda a que tus hijos adolescentes acepten que así es como seguirá la vida.

  3. "Detén la falta de respeto en el momento en que suceda", aconseja Lehman. Una familia combinada llena de adolescentes puede hacerse difícil de sobrellevar si todos empiezan a decirle a ti y a tu cónyugue : "Yo no tengo que escucharte porque no eres mi mamá/papá". En este caso, un simple, "Tienes razón en que no soy tu padre/madre, pero de todas formas tienes que cumplir con las reglas de la casa", junto con tu orden o petición original puede ser muy eficaz. Poner fin a esto antes de que se salga de las manos puede hacer que la transición sea más suave.

  4. "Toma las cosas con calma y no dejes que tus expectativas de una familia perfecta superen a tu realidad", aconseja HelpGuide.org. Si vas a combinar tu familia de adolescentes esperando la perfección y la felicidad desde el primer día, es probable que te decepciones. Sin embargo, si lo tomas con calma y te prepararas para el hecho de que tu familia necesitará tiempo para adaptarse a sus nuevos roles, posiblemente la transición te resultará más fácil.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por florencia prieto