Vitaminas útiles para la piel delgada de adultos mayores

A medida que envejeces comienzas a perder fibras estructurales que fortalecen la piel, así lo indica la American Academy of Dermatology. Puedes notar que los moretones en la piel aparecen con mayor facilidad y que los cortes o raspaduras tardan mucho en sanar. Aumentar la ingesta de ciertas vitaminas y otros nutrientes hace que tu piel sea más resistente y menos propensa a los moretones. Antes de realizar cambios en la dieta o comenzar a tomar suplementos vitamínicos, consulta a tu médico para una evaluación de la salud de tu piel y las necesidades de nutrientes.

Vitamina A

La vitamina A contribuye a la salud de la piel al promover la integridad de los tejidos y prevenir infecciones en la piel lastimada. Esta vitamina soluble en grasas puede ayudar a la piel a retener la elasticidad y la humedad a medida que envejece. En un estudio publicado en octubre de 2007 en la revista “American Journal of Clinical Nutrition”, los autores señalaron que las mujeres de edad madura o mayores con una baja ingesta de vitaminas A y C tenían piel más seca y arrugada que aquellas que no tenían deficiencias de estos nutrientes. La vitamina A está presente en la leche, los huevos, el hígado y el aceite de hígado de pescado. El beta-caroteno, que se convierte en vitamina A en el tracto digestivo, se encuentra en frutas y verduras de color anaranjado, amarillo, rojo y con hojas verde oscuro. El consumo diario recomendado (RDA, por sus siglas en inglés) de vitamina A es de 2.333 UI para las mujeres y de 3.000 UI para los hombres. Las cantidades excesivas de vitamina A pueden ser tóxicas en adultos mayores, así lo advierte el University of Maryland Medical Center.

Vitamina C

Según MedilinePlus, las heridas en adultos mayores pueden tardar hasta cuatro veces más en sanar que en adultos jóvenes. La vitamina C promueve la sanación de heridas al contribuir a la formación de colágeno, las fibras estructurales que fortalecen la piel y los tejidos conjuntivos. La exposición al sol y la pérdida de colágeno y elastina, el material que hace que la piel sea elástica y resistente, causa arrugas en la piel envejecida, así lo explica la AAD. Además, la vitamina C es buena para el sistema inmune, ya que ayuda a prevenir infecciones. Los cítricos y jugos, los pimientos, las papas y muchas otras frutas y verduras son ricas en esta vitamina soluble en agua. El RDA de la vitamina C es de 75 mg por día para las mujeres y de 90 mg para los hombres.

Vitamina E

La vitamina E previene el daño en las membranas celulares, lo que resulta en tejidos cutáneos saludables. Esta vitamina antioxidante soluble en grasas protege la piel de los ancianos de los daños solares y los efectos perjudiciales de los radicales libres, sustancias que aumentan los efectos del envejecimiento. Los aceites vegetales, los aguacates, los frutos secos, las semillas, el trigo integral y el aceite de germen de trigo aportan vitamina E. El RDA para la vitamina E es de 15 mg para los adultos.

Vitamina K

La AAD sostiene que los moretones se forman fácilmente en la piel madura porque ha perdido parte de la grasa subcutánea y los tejidos conjuntivos que estabilizan los vasos sanguíneos. Tomar warfarina u otra medicación que prevenga los coágulos sanguíneos anormales puede aumentar el riesgo de formar moretones. Aumentar la ingesta de vitamina K, un nutriente soluble en grasas que permite que la sangre coagule, puede reducir los moretones. Los vegetales de hojas verdes, como la col rizada y la lechuga romana son ricos en vitamina K. Si tomas anticoagulantes, consulta a tu médico sobre las pautas relacionadas con la cantidad de vitamina K que debes incluir en la dieta. La ingesta adecuada de vitamina K es de 120 microgramos para los hombres y de 90 microgramos para las mujeres.

Otros nutrientes

Las proteínas dietarias y el zinc desempeñan papeles importantes en la protección de la piel frágil. Las proteínas aportan materiales esenciales para regenerar y reparar tejidos. Según los autores del artículo de la revista "American Journal of Clinical Nutrition" mencionado previamente, la baja ingesta de proteínas aumenta la fragilidad de la piel en adultos mayores. El zinc desempeña un papel vital en la reparación de heridas. Una deficiencia de zinc puede retardar la sanación de heridas en adultos mayores.

Más galerías de fotos



Escrito por anne tourney | Traducido por valeria d'ambrosio