¿Las vitaminas son seguras después de caducar?

Mientras ordenas los viejos frascos de vitaminas de tu gabinete de medicinas, tu única pista de su antigüedad general quizá sea la cantidad de polvo en las tapas de las botellas, especialmente si no tienen una fecha de caducidad. La U.S. Food and Drug Administration no exige que los fabricantes de vitaminas coloquen una fecha de caducidad en los productos que venden, aunque algunos eligen hacerlo. Las vitaminas y otros suplementos dietéticos generalmente pueden tomarse de forma segura incluso después de caducar, pero es posible que no sean muy efectivos.

Caducidad de las vitaminas

Las vitaminas pierden potencia después de haber estado en tu estante durante un largo período de tiempo, dice Mayo Clinic. El calor y la humedad también son factores que contribuyen. De acuerdo a un artículo de 1981 del New York Times, si almacenas las vitaminas apropiadamente por lo general conservan su buen estado durante un período de entre 4 y 5 años. Sin embargo, el empaque de tu producto también es un factor determinante. Cuando se almacenan bajo las mismas condiciones, las vitaminas prensadas (aquellas que se parecen a las tabletas de aspirina) pierden potencia más rápidamente que las vitaminas recubiertas o en forma de cápsula.

Extender la vida de las vitaminas

Tu baño o cocina no son los mejores lugares para almacenar vitaminas, indica New York Times. Estas áreas de tu hogar son demasiado calientes y húmedas. Refrigerar las vitaminas que tomas todos los días tampoco es una buena idea, ya que abrir y cerrar la tapa permite que se forme condensación en la botella. Tu mejor apuesta es un espacio de almacenamiento oscuro, como un armario en donde almacenes ropa de cama, toallas y ropa.

Tirar vitaminas

Si compras vitaminas sin fecha de caducidad, una forma de darte una idea sobre la cantidad de tiempo que puedes mantenerlas es escribir la fecha de compra en algún lugar de la etiqueta. Mayo Clinic.com sugiere no usar vitaminas y otros suplementos que no tengan fecha de vencimiento en la etiqueta. Si tus vitaminas tienen dicha información, deshazte de ellas antes de la fecha de vencimiento.

Eliminación de vitaminas

No elimines las vitaminas caducadas ni otros medicamentos viejos vertiéndolos en el fregadero o tirándolos en el inodoro. La U.S. Environmental Protection Agency indica que es posible que terminen en un lago, río u otro cuerpo de agua cercano que se use para el suministro de agua de tu comunidad. Las plantas de tratamiento de agua por lo general no pueden eliminar esas sustancias del agua residual. En vez de eso mezcla las vitaminas viejas con café molido o arena higiénica para gato y colócalas en un contenedor sellado o en una bolsa de plástico. Deshazte de la bolsa en tu contenedor de basura exterior en un momento que esté lo más próximo posible a la siguiente programación de recolección de basura.

Seguridad de las vitaminas

De acuerdo al New York Times, no es dañino tomar vitaminas caducadas. Sin embargo, ya que no puedes saber si tus suplementos se encuentran a su potencia plena o cerca de ella sin un análisis químico, es posible que sea mejor tirarlas y comprar una nueva botella. Observa las vitaminas y revisa si han cambiado de color o si saben o huelen diferente. Si las propiedades físicas de las tabletas o cápsulas han cambiado, tus vitaminas probablemente estarán mejor en el contenedor de basura.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa sefcik | Traducido por juliana star