¿Pueden las vitaminas promover la eliminación de las arrugas de la piel?

Las vitaminas son esenciales para mantener el interior de tu cuerpo sano y fuerte, pero cada vez más pruebas sugieren que algunas también son buenas para tu apariencia ya que reducen las arrugas y rejuvenecen tu piel. Ya sea que estés ingiriendo estas vitaminas a través de la dieta y suplementos, o aplicándolas directamente sobre la piel, ayudarán a mejorar la salud de tu piel, desacelerando si no evitando la formación de arrugas.

Vitamina A

De acuerdo con un estudio publicado en el "Archives of Dermatology" en 2007, se determinó que la aplicación de una loción con un 0,4 por ciento retinol reduce la visibilidad de las arrugas. La reducción de las arrugas se debió principalmente a que el retinol aumentó la producción de glicosaminoglicano un compuesto que retiene el agua para mantener la piel regordeta y vibrante, y el colágeno, un compuesto que ayuda en la producción de nuevas células de la piel que en última instancia reemplazan a las células de la piel dañadas. Puedes encontrar la vitamina A o retinol, en muchas de las verduras de color brillante y frutas, así como en los alimentos de origen animal como los productos lácteos.

Vitamina C

Una de las principales causas de las arrugas es la exposición excesiva al sol ya que sus rayos pueden crear radicales libres que dañan la piel. Como un antioxidante muy potente, la vitamina C defiende tu piel de los rayos que causan las arrugas del sol mediante la neutralización de los radicales libres. Además de eso, la vitamina C también aumenta la síntesis de colágeno, un componente esencial de la formación de la piel. La vitamina C es abundante en las verduras y frutas, como pimientos y naranjas.

Vitamina E

Otro antioxidante potente asociado con la protección de la piel es la vitamina E, ya que también ayuda a neutralizar los radicales libres que pueden causar arrugas. Se recomienda que para obtener el máximo provecho de la vitamina E, lo mejor es combinarla con la vitamina C, según lo declarado por un comentario hecho en Mount Sinai Medical Center de Nueva York. Si bien ambos son fuertes en lucha contra las arrugas, ya que la vitamina C regenera la vitamina E oxidada, su efecto combinado es una defensa más fuerte contra el daño del sol, la contaminación, el humo y otros agentes que causan arrugas. Las fuentes de alimentos comunes de la vitamina E son los aceites vegetales, nueces y vegetales de hojas verdes como la espinaca.

Vitamina B-3

Una vitamina que recientemente ha ganado un mayor reconocimiento en la industria del cuidado de la piel es la vitamina B-3. En un estudio de avanzada dirigido por el Jacobson El de laCollege of Pharmacy, Tucson, la vitamina B-3 no sólo aumentó la producción de nuevas células de la piel, sino que también aumenta el espesor de la capa más externa de la piel en aproximadamente un 70 por ciento. Además, la vitamina también redujo las tasas de pérdida de agua transepidérmica en un 20 por ciento, lo que significa más agua se retuvo en la piel. Al proporcionar nuevas células que son más gruesas y retienen más agua, la piel rellena posibles arrugas que podrían haberse formado. La vitamina B-3 se encuentra principalmente en carnes, mariscos y aves de corral, pero también puede encontrarse en algunos vegetales como las setas crimini.

Más galerías de fotos



Escrito por sebastian rodriguez | Traducido por carlos alberto feruglio