Vitaminas para los músculos de contracción rápida

Tus músculos esqueléticos ayudan a controlar la posición y el movimiento del esqueleto. Un músculo esquelético sano permite el movimiento adecuado y compatible con la respiración y la postura. Cada músculo esquelético contiene un número de fibras musculares, cada uno de los cuales se conecta a una célula nerviosa. Tras la estimulación del nervio, estas fibras se contraen, y la contracción de varias fibras musculares permite el movimiento. Ciertos nutrientes de tu dieta, como las vitaminas, pueden nutrir las fibras musculares de contracción rápida que constituyen un componente de los músculos esqueléticos. Siempre habla con tu médico antes de consumir vitaminas u otros suplementos dietéticos para beneficiar a las fibras musculares de contracción rápida.

Tipos de fibra muscular

Tus músculos esqueléticos contienen dos clasificaciones principales de las fibras musculares: músculos de contracción lenta y músculos de contracción rápida. Las fibras de contracción muscular lenta se contraen lentamente con una cantidad relativamente pequeña de la fuerza, pero puede contraer durante largos períodos de tiempo debido a la resistencia a la fatiga. Las fibras musculares de contracción rápida contraen rápidamente con una mayor cantidad de fuerza. Las fibras varían en su tasa de fatiga, con algunas fibras se fatigan lentamente, algunos de forma rápida y algunos a una tasa intermedia. Aunque nuestros músculos contienen tanto fibras musculares de contracción rápida y lenta, diferentes tipos de actividad física y el entrenamiento de los músculos puede alterar las cantidades relativas de estas fibras musculares en los músculos.

Vitamina E

Un nutriente que puede beneficiar a las fibras musculares de contracción rápida es la vitamina E, una familia de ocho vitaminas antioxidantes. Tus músculos sirven como un semillero de la actividad metabólica que incluye las numerosas reacciones químicas necesarias para la contracción muscular, que también genera una serie de sustancias químicas dañinas llamadas radicales libres. Los radicales libres dañan las fibras musculares, causando daño a los tejidos llamado estrés oxidativo que puede llevar a la destrucción de las fibras musculares. Un estudio de 2007 publicado en "Free Radical Biology and Medicine" encontró que tomar suplementos de vitamina E ayudaba a suprimir la descomposición de las fibras musculares de contracción rápida en los músculos de ratones de laboratorio en respuesta al estrés oxidativo. Aunque los estudios en animales no siempre se traducen en una respuesta idéntica en los seres humanos, tomar vitamina E podría ayudar a prevenir la contracción rápida descomposición de las fibras musculares debido a la exposición a los radicales libres.

Vitamina D

La vitamina D también podría tener un efecto beneficioso sobre las fibras musculares de contracción rápida. El mantenimiento de niveles adecuados de vitamina D ayuda al cuerpo a utilizar correctamente el calcio, un mineral necesario para el buen funcionamiento de los músculos, incluyendo las fibras musculares de contracción rápida. El consumo de vitamina D puede aumentar el número de fibras musculares de contracción rápida en el tejido muscular, así como aumentar el tamaño de estas fibras, de acuerdo con un estudio de 2009 publicado en "Medicine and Science in Sports and Exercise". En general, esto se traduce en un aumento en el rendimiento deportivo.

Consideraciones

Mientras que las vitaminas D y E pueden resultar beneficiosas para el mantenimiento de las fibras musculares de contracción rápida sanas, el mantenimiento de los músculos sanos se basa en un número de factores. La actividad física regular ayuda a mantener o mejorar el tamaño y el número de fibras musculares de contracción rápida, así como mantiene la salud de sus músculos en su conjunto. Además, otros factores nutricionales, como la ingesta de proteínas, ayudan a determinar el tamaño de sus músculos y fibras musculares. Si estás interesado en incrementar el número de fibras musculares de contracción rápida o su tamaño, habla con un dietista registrado o científico del deporte para que te recomiende una dieta y un programa de ejercicios para ayudar a alcanzar tus metas. Nunca tomes vitaminas para mejorar sus fibras musculares de contracción rápida sin control médico y el permiso de tu doctor.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por luis eduardo barbosa