Vitaminas y minerales para el tejido conectivo

Los tejidos conectivos son fibras que están constituidas por proteínas y azúcares. Estas fibras rodean a los órganos y ayudan a mantener la forma del músculo. Los tendones y los ligamentos, que conectan los músculos al hueso en las articulaciones, también son tejidos conectivos. Ciertas enfermedades, como la fibromialgia, el lupus y la artritis, pueden causar inflamación y degradación de los tejidos conectivos. Las vitaminas y los minerales pueden ayudar a reparar los daños y reducir la inflamación de los tejidos.

Vitamina E

La vitamina E se almacena en el tejido graso del cuerpo. Esta vitamina es un antioxidante y puede ayudar a prevenir el daño de tejido conjuntivo causado por las moléculas de radicales libres y lipoproteínas de baja densidad oxidada, según Phyllis Balch, autor de "Prescription for Nutritional Healing" "Receta para la Curación Nutricional). La vitamina E también puede mejorar la producción de tu cuerpo de colágeno, que ayuda a reparar y fortalecer el tejido conectivo. Esta vitamina se encuentra en las semillas de girasol, almendras, huevos, espárragos, aguacates y col rizada. Cada día necesitas 15 miligramos de vitamina E.

Zinc

El zinc es conocido principalmente por su papel en la función estimulante del sistema inmune, este oligoelemento puede ayudar a prevenir la degradación del tejido conectivo causada por las infecciones bacterianas y virales. Como la vitamina E, el zinc es un antioxidante. También puede estimular la producción de colágeno, según un estudio del tubo de ensayo, realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Andong y publicado en "Nutrition Research and Practice" (Investigación y Práctica de Nutrición) en 2010. Los efectos estimulantes del colágeno de zinc pueden ayudar a fortalecer los huesos y reducir el riesgo de tener una fractura. Las lentejas, semillas de calabaza, sardinas, tofu, cordero, ostras y setas son abundantes fuentes de zinc. Los hombres y las mujeres tienen requisitos diferentes de zinc, las mujeres necesitan ocho miligramos diarios, mientras que los hombres necesitan 11 miligramos.

Cobre

El cobre es un oligoelemento que es necesario para la producción de hemoglobina, un componente de los glóbulos rojos. Este mineral mejora la producción de mielina, que rodea las terminaciones nerviosas para prevenir un daño tóxico. El cobre también puede mejorar la resistencia del tejido conectivo, aumenta la producción de colágeno para la reparación del tejido conectivo, según el University of Maryland Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Maryland). También trabaja en conjunto con la vitamina C para producir elastina, una proteína que mejora la flexibilidad del tejido conectivo. Aumenta el consumo de cobre mediante el consumo de alimentos como avellanas, almendras, tomates, soja, carne de cangrejo y pistachos. Consume por lo menos 900 microgramos de cobre diariamente.

Vitamina C

La vitamina C es conocida como la vitamina estimulante del sistema inmunológico, podría aumentar la producción de glóbulos blancos para ayudar a combatir las infecciones causadas por bacterias, virus y hongos. También puede aumentar la producción de interferón, que también ayuda a combatir las infecciones, según Balch. La vitamina C también puede ayudar a reducir la inflamación del tejido conectivo y reducir los músculos y el dolor y la rigidez en las articulaciones. Los cítricos, espinacas, frutas como el kiwi, melón, pimiento y papayas son abundantes fuentes de vitamina C. Una dieta rica hace fácil llegar a los 75 miligramos que se recomienda para las mujeres y 90 miligramos diarios recomendados para los hombres.

Más galerías de fotos



Escrito por owen pearson | Traducido por maria gloria garcia menendez