Vitaminas y minerales para mujeres con endometriosis

La endometriosis es una condición en la cual las células del revestimiento del útero, o endometrio, migran a otras partes del cuerpo, lo que puede conducir a tejido cicatrizante y el dolor. Aunque no existe una cura, la endometriosis suele tratarse con medicamentos anti-inflamatorios, píldoras anticonceptivas, medicamentos hormonales de supresión y, en casos graves, cirugía. Las vitaminas y minerales pueden ser eficaces en el tratamiento de los síntomas para algunos individuos. Si tienes endometriosis, habla con tu médico acerca de si deberías tomar estos suplementos.

Vitamina C

El ácido ascórbico, también llamado vitamina C, es una vitamina soluble en agua. Esto significa que un individuo tiene que reponer constantemente la vitamina, ya que no se almacena en el cuerpo. Como antioxidante, la vitamina C ayuda a proteger las células del daño de los radicales libres, y así prevenir la enfermedad. La vitamina C juega un papel en la producción del colágeno, ayudando a formar vasos sanguíneos, tendones, ligamentos y huesos, y también ayudando a sintetizar los neurotransmisores, según el Linus Pauling Institute. La University of Maryland Medical Center recomienda que las mujeres con endometriosis consuman entre 500 y 1,000 mg de vitamina C al día para esta condición, por sus propiedades antioxidantes y para ayudar a estimular el sistema inmunológico.

Ácidos grasos Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 también son un buen complemento para la endometriosis. Estos ácidos grasos son esenciales para la salud que el cuerpo no puede fabricar de forma natural. La UMMC sugiere tomar una o dos cápsulas al día, o 1 a 2 cucharadas de aceite de pescado al día. Esto puede ayudarte a reducir la inflamación y en el funcionamiento del sistema inmunológico. Los efectos anti-inflamatorios pueden ayudarte a aliviar algunos de los síntomas de la endometriosis. Estos suplementos pueden interferir con medicamentos anticoagulantes, así que pregunta a tu médico si son seguros para ti.

L-Carnitina

La carnitina ayuda al cuerpo a convertir la grasa en energía, y se produce naturalmente en el cuerpo humano. La UMMC recomienda consumir un suplemento de L-carnitina al día, entre 500 y 2,000 mg, para ayudar con el apoyo muscular. Para las mujeres con endometriosis que están tratando de quedar embarazadas o que se someten a la fecundación in vitro, la L-carnitina puede ayudar a facilitar el embarazo mediante la reducción de la muerte celular del embrión y el daño a los ovocitos, o huevos, según un estudio de 2009 publicado en "Fertility and Sterility". Habla con tu médico acerca de si se trata de un suplemento adecuado para ti.

Calcio d-Glucarato

El glucarato de calcio, también conocido como calcio g-glucarato, es la forma comercial y de sal del ácido glucárico, explica Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. Este suplemento es utilizado a menudo por personas con cáncer de mama, ya que puede ayudar al cuerpo a excretar el exceso de cantidades de estrógeno, carcinógenos y otras hormonas. Para la endometriosis, el calcio d-glucarato puede ayudar a aliviar los síntomas causados ​​por el exceso de estrógeno. La UMMC recomienda tomar de 500 a 1,000 mg de calcio-d glucarato de una a tres veces al día. Esta vitamina puede interactuar con medicamentos que afectan las hormonas, como las píldoras anticonceptivas, así que consulta con tu médico primero.

Más galerías de fotos



Escrito por jaime herndon | Traducido por maría florencia lavorato