Vitaminas y minerales para evitar los calambres en las piernas

Un calambre muscular le puede ocurrir a cualquiera. Se trata de repentinos e intensos espasmos musculares que a menudo se dan en las piernas y en los brazos, Los calambres pueden hacer que te detengas cuando estás haciendo ejercicio, provocar que te despiertes a mitad de la noche o pueden molestarte cuando estás en el trabajo. Las causas más comunes de los calambres incluyen la deshidratación, la tensión muscular y las deficiencias de vitaminas y minerales. Además de mantenerte bien hidratado, puedes prevenir los calambres musculares simplemente con prestar atención a tu ingesta de ciertas vitaminas y minerales.

Magnesio

La deshidratación es una causa común para los calambres musculares, causada por un desequilibrio en los electrolitos. El magnesio es un electrolito importante, debido a que está involucrado en la transportación del calcio y del potasio dentro y fuera de las células, lo que afecta a las contracciones musculares. Una deficiencia de magnesio puede afectar por completo el balance de los electrolitos, lo que puede ocasionarte calambres en las piernas. Si consumes regularmente alimentos como las almendras, las castañas, las espinacas, los frijoles y el aguacate puedes estar seguro de que no te faltará magnesio.

Calcio

El calcio es un electrolito involucrado con las funciones neurológicas, la contracción muscular y la relajación. Si tu músculos se contraen, y si no cuentas con suficiente calcio para relajarlos después, puedes sufrir un calambre. Consumir alimentos ricos en calcio, tales como la leche, el yogur y el queso, cubrirá tus necesidades de calcio.

Potasio

El potasio es un electrolito responsable de transmitir los impulsos nerviosos a través del cuerpo. Juega un papel fundamental en la contracción muscular y el carecer de potasio, lo que se conoce como “hipokalemia”, puede provocarte calambres musculares. Consumir carne, ciertos tipos de pescado, productos lácteos, frutas, vegetales y frijoles te ayudará a mantener estables tus niveles de potasio y a prevenir calambres musculares. Productos ricos en potasio incluyen las bananas, los cítricos, los tomates y las patatas.

Sodio

El sodio funciona en conjunto con otros electrolitos, el potasio, el magnesio y el calcio, para generar los impulsos nerviosos necesarios y las contracciones musculares. Cuando lo niveles de sodio son demasiado bajos debido a la deshidratación o a la transpiración excesiva, es cuando ocurren los calambres musculares. Aunque las dietas bajas en sodio son recomendables para llevar una buena salud, si sufres constantemente de calambres musculares, quizás sea apropiado que agregues algo de sodio a tus alimentos.

Complejo de Vitamina B

Las vitaminas del complejo B están involucradas en muchos procesos biológicos que van desde la producción de eritrocitos en la sangre, la generación de energía y el correcto funcionamiento de los nervios y de los músculos. Investigaciones recientes sugieren que una deficiencia en las vitaminas del complejo B puede acarrear diversos problemas, incluyendo calambres en las piernas. De hecho, una reseña publicada en el diario “Neurology” concluyó que un suplemento de vitaminas del complejo B ayudan a reducir los calambres musculares en un 86% en un grupo controlado de pacientes. Las vitaminas del complejo B pueden encontrarse en la carne, los huevos, los productos lácteos, los granos integrales, los frijoles y los vegetales de hoja verde.

Vitamina D

La vitamina D es importante para la salud de músculos y de huesos. Si tu sangre es baja en niveles de vitamina D, lo más probable es que sufras de calambres musculares. La vitamina D se produce en el cuerpo cuando la piel se expone a la luz solar o también se puede encontrar en algunos alimentos. Las fuentes alimenticias que proporcionan vitamina D son la leche fortificada y algunas variedades de pescado. Sin embargo, aún con una dieta adecuada y exposición suficiente a los rayos del sol, podrías seguir teniendo una deficiencia. Un doctor puede examinar tus niveles de vitamina D para determinar si requieres de algún suplemento alimenticio.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer gill | Traducido por reyes valdes