¿Qué vitaminas y minerales contienen los frutos secos?

La próxima vez que tengas ganas de un bocadillo, considera renunciar a las galletas o patatas fritas y disfrutar de un puñado de frutos secos. Una creciente gama de evidencia sugiere que los frutos secos, como parte de una dieta saludable, pueden tener un tremendo beneficio para la salud, dice la Academy of Nutrition and Dietetics. U.S. Food and Drug Administration señala que las almendras, avellanas, maní, pacanas, piñones y nueces -- todas contienen menos de 4 gramos de grasa saturada por porción de 1,5 onzas -- en realidad pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón. También contienen vitaminas y minerales particulares que pueden mejorar la salud en general.

Almendras ricas en antioxidantes

Las almendras (alrededor de 23 frutos por porción de 1 onza) son una gran fuente de vitamina E, magnesio, calcio y ácido fólico, según la Academy of Nutrition and Dietetics. La vitamina E es un antioxidante conocido por proteger el cuerpo contra el daño tisular causado por los radicales libres, y también juega un papel clave para mantener el sistema inmune fuerte frente a los virus y bacterias. El magnesio es esencial para el funcionamiento del cuerpo, para mantener la presión arterial normal, los huesos fuertes y el ritmo constante del corazón. El calcio ayuda a formar y mantener los huesos sanos, mientras que el folato es importante para prevenir la anemia y los defectos de nacimiento.

Avellanas saludables

Las avellanas (unos 21 frutos por porción de 1 onza) son ricas en grasas monoinsaturadas. Al igual que las almendras, son una muy buena fuente de vitamina E, que también contiene cobre y manganeso. El cobre trabaja junto al hierro para ayudar a la formación de glóbulos rojos y también mantiene el funcionamiento adecuado de los vasos sanguíneos, los nervios, los huesos y el sistema inmunológico. Se cree que el manganeso previene y trata la osteoartritis, la anemia y el síndrome premenstrual.

Poder del maní

El maní (unos 28 frutos por porción de 1 onza) son, como las avellanas, una excelente fuente de manganeso. También son bajos en sodio y colesterol y contienen niacina, un tipo de vitamina B que ayuda a que el sistema digestivo, la piel y los nervios funcionen bien. La niacina también juega un papel importante en la conversión de los alimentos en energía.

Pacanas que combaten enfermedades

Las pacanas (unas 19 mitades por porción de 1 onza) contienen una ración saludable de grasas monoinsaturadas. En particular, son ricas en varios antioxidantes, sustancias que pueden proteger a las células contra los efectos de los radicales libres, que son moléculas creadas cuando el cuerpo descompone los alimentos o por exposiciones ambientales como el humo del tabaco y la radiación, y se cree que desempeñan un papel relevante en las enfermedades del corazón y el cáncer.

Piñones y fósforo

Los piñones (alrededor de 167 frutos por porción de 1 onza) son un fruto seco blando que se encuentra dentro de los conos de varios pinos. Al igual que las almendras y las avellanas, son una buena fuente de vitamina E. También contienen fósforo, que desempeña un papel clave en la formación de huesos y dientes sanos, y en la forma en que el cuerpo utiliza los carbohidratos y las grasas. El fósforo también ayuda con la función renal, contracciones musculares, ritmo cardíaco normal y señales nerviosas.

Mitades de nueces

Las nueces (alrededor de 14 mitades por porción de 1 onza) son una parte integral de la dieta mediterránea, un estilo conocido por sus beneficios para la salud. Al igual que las pacanas, las nueces contienen antioxidantes. También son una excelente fuente de ácido alfa-linolénico (ALA), la forma de ácidos grasos omega-3 de origen vegetal, un ácido graso. Se ha demostrado que ALA reduce la inflamación y puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas como las enfermedades del corazón y la artritis. También se cree que es importante para el desarrollo del cerebro y la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por jaime budzienski | Traducido por barbara obregon