Vitaminas que mejoran la vista

Se calcula que unos 22 millones de Americanos de más de 40 años tienen cataratas, mientras que unos 2 millones de adultos de más de 50 años tienen degeneración macular relacionada con la edad, una condición que puede llevar a la ceguera, según información de 2011 proporcionada por la American Academy of Ophthalmology. Tú puedes ayudar a prevenir o retrasar la aparición de éstos y otros problemas oculares con una ingesta alta de ciertos nutrientes, incluyendo vitaminas. Sin embargo, no intentes auto-tratarte ninguna condición ocular con vitaminas suplementarias a menos que estés bajo la supervisión de un doctor, ya que algunas tienen efectos secundarios nocivos y pueden interferir con la función de ciertos medicamentos.

Vitamina C


Las frutas cítricas son una excelente manera de obtener vitamina C naturalmente.

Un estudio del National Eye Institute, conocido como Age-Related Eye Disease Study (Estudio de enfermedades oculares relacionadas con la edad), publicado en la edición de Octubre de 2011 en "Archives of Ophthalmology" determinó que las personas con degeneración macular relacionada con la edad pueden disminuir su riesgo de pérdida irreversible de visión al ingerir una combinación de vitaminas, una de las cuales es vitamina C. En el estudio, los participantes tomaron 500 mg de vitamina C diariamente. La ingesta dietética recomendada de vitamina C para un adulto saludable hombre es de 90 mg diarios, mientras que las mujeres requieren al menos 75 mg diarios. Unas fuentes excelentes de vitamina C dietética incluyen frutas cítricas, vegetales y jugo de frutas.

Vitamina E

Los adultos deberían tomar 22.5 unidades internacionales, o IUs, de vitamina E diariamente. La mayoría de la gente obtiene suficiente vitamina E para cumplir este requerimiento de los alimentos incluyendo nueces como almendras, aguacates y aceites vegetales. En el estudio arriba mencionado, los sujetos tomaron 400 IUs de vitamina E en adición a vitamina C, beta-caroteno y zinc. Los investigadores tienen la teoría de que las fuertes propiedades antioxidantes de la vitamina E ayudaron a hacerla efectiva contra la degeneración macular. Ingerir suplementos de vitamina E junto con vitamina C puede tratar uveítis, una condición en la que una de las capas de los ojos (llamada túnica úvea) se inflama y oscurece la visión.

Vitamina A

Tu cuerpo necesita vitamina A para producir rodopsina (o morado visual), que son los receptores en tu retina que permiten al ojo reaccionar a la luz. Sin suficiente vitamina A en tu dieta, es posible que no veas en luz ténue, una condición conocida como ceguera nocturna. Una deficiencia severa prolongada de vitamina A puede resultar finalmente en úlceras de córnea, cicatrices, y eventualmente, pérdida total de visión. Las mujeres requieren 2,333 IUs de vitamina A diariamente, mientras que los hombres necesitan 3,000 IUs. Puedes evitar deficiencias en vitamina A comiendo muchas frutas y vegetales frescos, particularmente productos de color amarillo o naranja como batatas (camotes), zanahorias o melón. El beta-caroteno es un compuesto que tu cuerpo convierte en una forma utilizable de vitamina A. Los participantes en el Age-Related Eye Disease Study (Estudio de enfermedades oculares relacionadas con la edad) tomaron 15 mg de beta-caroteno diariamente.

Vitamina D

Mientras que la vitamina D se asocia más frecuentemente a la salud ósea, un estudio publicado en la edición de Abril de 2011 de "Archives of Ophthalmology" indica que entre mayor sea la ingesta de vitamina D de una mujer tanto de alimentos como suplementos alimenticios, menor es su riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad. La razón de esto puede estar en el hecho de que la vitamina D puede inhibir la inflamación de tejido y el desarrollo de vasos sanguíneos anormales que contribuyen a esta enfermedad ocular. Tu piel sintetiza algo de vitamina D cuando te expones al sol directo, pero otras buenas fuentes incluyen huevos, pescado graso como el salmón y productos adicionados con vitamina D como el cereal de desayuno o leche. Los adultos deberían intentar una ingesta diaria de al menos 600 IUs de vitamina D.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por iliana koster