Vitaminas en la espirulina

Si buscas aumentar el contenido de nutrientes de la dieta, considera la incorporación de la espirulina en tus comidas. Esta alga azul-verde se mezcla bien en batidos y zumos, viene repleta de proteínas y también proporciona grandes cantidades de hierro, cobre y calcio, minerales esenciales para una buena salud. La epirulina también sirve como una fuente de vitaminas, especialmente las vitaminas del complejo B importantes para un metabolismo saludable.

Fuente de tiamina

La espirulina sirve como una excelente fuente de tiamina, también llamada vitamina B-1. Necesitas la tiamina para metabolizar los nutrientes, incluyendo hidratos de carbono y proteínas, así como grasas. Obtener suficiente B-1 en tu dieta también es compatible con la función del cerebro, ya que te ayuda a tomar GABA, una sustancia química que regula tus niveles de ansiedad. Una porción de un cuarto de taza de espirulina seca proporciona 0.666 mg de tiamina. Esto contribuye 61 por ciento de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y 56 por ciento para los hombres.

Riboflavina y ácido pantoténico

Añade espirulina a tu dieta, y vas a consumir más riboflavina y ácido pantoténico, también llamadas vitamina B-2 y B-5, respectivamente. Al igual que la tiamina, la riboflavina ayuda a metabolizar los nutrientes de tu dieta. También afecta la capacidad del cuerpo para utilizar el hierro, y los niveles bajos de riboflavina pueden contribuir a la deficiencia de hierro. El ácido pantoténico estimula la producción de melatonina, una sustancia química que controla el ciclo natural de sueño y vigilia, y ayuda a mantener el equilibrio hormonal del cuerpo. Cada cuarto de taza de la espirulina seca contiene 1,03 mg de riboflavina, 79 por ciento y 94 por ciento de la ingesta diaria recomendada para los hombres y mujeres, respectivamente, así como 0.97 miligramos de ácido pantoténico, o el 19 por ciento de la ingesta diaria recomendada .

Incremento de niacina

La espirulina también ayuda a consumir más niacina, o vitamina B-3. Tu cuerpo convierte en niacina la nicotinamida adenina dinucleótido o NAD, una sustancia química esencial para la producción de energía. También te ayuda a producir ácidos grasos, incluyendo las grasas que componen las membranas celulares, regula la respuesta del cuerpo al estrés y ayuda en la comunicación celular. El consumo de un cuarto de taza de la espirulina seca aumenta tu consumo de niacina por 3,59 miligramos. Esto es un 22 por ciento de la ingesta diaria recomendada para los hombres y 26 por ciento para las mujeres.

Otras vitaminas

La espirulina ofrece más pequeñas, pero significativas, cantidades de otras vitaminas. Contiene otras vitaminas del complejo B, incluyendo las vitaminas B-9 y B-6, que complementan la función de la tiamina, riboflavina, niacina y ácido pantoténico. La vitamina B-9 ayuda a la función de los nervios, mientras que la B-6 soporta la función de los glóbulos rojos. La espirulina también contiene una pequeña cantidad de vitamina E, un nutriente que protege las células, incluyendo las células rojas de la sangre, de los daños. Añade spirulina y también aumentas moderadamente tu consumo de vitamina K, una vitamina esencial para controlar la formación de coágulos de sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por verónica sánchez fang