¿Qué vitaminas se encuentran en la berenjena?

Junto con los tomates y las papas, la berenjena es miembro de la misma familia que la belladona. Las hojas de la mayoría de estas plantas son tóxicas. En Estados Unidos y Europa, se creyó durante mucho tiempo que los tomates eran venenosos y eran llamados manzana del amor en referencia al Jardín del Edén. Las berenjenas también eran consideradas venenosas y sus frutos eran llamados manzanas locas. Aun antes de que el pequeño fruto original se hubiera desarrollado al gran fruto púrpura actual, la berenjena era disfrutada por los países del Medio Oriente. En India, se consume desde hace 2.000 años.

Vitamina A


Berenjena.

Una taza de berenjena cocida y en cubos contiene pequeñas cantidades de 11 vitaminas. Los más abundantes son la vitamina A y el ácido fólico. La vitamina A es una de las solubles en grasa y es esencial para el sistema inmune. En pequeñas cantidades, es requerida por la vitamina D para funcionar correctamente. La forma vegetal de vitamina A contenida en la berenjena es fácilmente convertida por tu cuerpo a la forma que este necesita.

Folato


Las berenjenas pueden ser de varios tamaño, formas y colores.

El folato presente en la berenjena es la forma natural de este complejo de vitaminas B. La forma presente en los suplementos es llamada ácido fólico. El folato tiene muchas funciones críticas en tu cuerpo. Estas incluyen el metabolismo de varios aminoácidos y la síntesis de ADN. El descubrimiento de que el folato o ácido fólico puede reducir ampliamente la incidencia de defectos del tubo neural en bebés ha hecho que consumir cantidades suficientes de esta sustancia sea aún más crítico, especialmente para mujeres en edad de concebir.

Otras vitaminas


Colorido plato de berenjena.

Las berenjenas también contienen vitamina C, que ayuda al sistema inmune y es un poderoso antioxidante. También contiene vitamina B6, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico y colina, que se encuentran en el grupo del complejo de vitaminas B e interactúan entre sí. Por ejemplo, la vitamina B6 es necesaria para la acción del folato. La berenjena contiene también vitaminas E y K. Estas están presentes en pequeñas cantidades, pero ayudan a incrementar el total diario de vitaminas naturales consumidas. Este fruto no contiene la cantidad diaria recomendada de ninguna vitamina. Sin embargo, contiene otros nutrientes, como minerales y minerales traza. Es una fuente de carbohidratos complejos y tiene bajo contenido de grasas y calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por annie summers | Traducido por mariana palma