¿Qué vitaminas tienen los duraznos?

Cuando busques un bocadillo saludable y con poder de saciedad, no te equivocarás si eliges un durazno. Con sólo 58 calorías y nada de grasa en un durazno de tamaño mediano, obtendrás un aporte de energía a través de los carbohidratos, además de fibra dietaria y una variedad de minerales tales como el potasio. Sin embargo, los beneficios no se terminan allí. Los duraznos están repletos de vitaminas antioxidantes, vitaminas del complejo B que mejoran el metabolismo, y vitamina A para la vista.

La provitamina A protege la vista


La vitamina A protege la vista.

Los duraznos contienen el carotenoide beta-caroteno, el cual se conoce como provitamina A, ya que el hígado lo convierte en esta vitamina. En esta forma, el beta-caroteno favorece la visión nocturna, mantiene la piel y las membranas mucosas saludables, y regula el ADN. Si el organismo no necesita vitamina A, el beta-caroteno que consumes de cualquier fuente natural, como el durazno, se utiliza como antioxidante en lugar de vitamina A. Por esta razón, no se acumula hasta niveles tóxicos ni causa efectos colaterales, lo que puede suceder con la ingesta de grandes cantidades de suplementos regulares de vitamina A y beta-carotenos. Un durazno mediano aporta del 16 al 20 por ciento de la ingesta diaria recomendada, o RDA (según siglas en inglés), de vitamina A.

Propiedades antioxidantes parte 1: Vitamina C


Los duraznos contienen vitamina C.

Los radicales libres se forman como productos de deshecho del metabolismo normal, y como resultado del estrés medioambiental, por ejemplo la luz solar. Sin importar el origen, estos radicales libres deben neutralizarse o pueden dañar células saludables. Este es el rol que representan los antioxidantes como la vitamina C. Además de eliminar los radicales libres, la vitamina C ayuda a metabolizar las grasas y a sintetizar colágeno y neurotransmisores. Un durazno mediano contiene 10 miligramos de vitamina C; esta cantidad proporciona el 13 por ciento de la ingesta diaria recomendada de esta vitamina en mujeres, y el 11 por ciento en hombres.

Genera energía con vitaminas del complejo B


La niacina repara el ADN.

Los duraznos contienen alrededor del 3 a 4 por ciento de la ingesta diaria recomendada de tiamina, riboflavina y vitamina B-6, aunque aportan una cantidad más sustancial de niacina. Como todas las vitaminas del complejo B, la niacina es una coenzima, lo cual significa que activa y acelera una variedad de procesos en el organismo. Es esencial para producir energía y reparar el ADN. El cuerpo puede producir niacina a partir del aminoácido triptofano, pero aún así necesitas incluirla en tu dieta cotidiana. Las mujeres deberían consumir 14 mg diarios, mientras que los hombres requieren 16 mg. Un durazno mediano contiene 1,2 gramos, o alrededor del 8 por ciento de la RDA.

Aporte a las propiedades antioxidantes: Vitamina E


Puedes consumir duraznos de varias formas.

A partir de un durazno mediano, también obtendrás el 7 por ciento de tu RDA de otro antioxidante vital: la vitamina E. Mientras que la vitamina C es un antioxidante soluble en agua, la vitamina E es soluble en grasas, por lo tanto protege las grasas esenciales en tu organismo del daño causado por los radicales libres. Las grasas representan roles importantes que pueden conducir a problemas de salud si se dañan. Por ejemplo, estructuras especiales que se fabrican a partir de grasas y proteínas, llamadas lipoproteínas, transportan colesterol a través del torrente sanguíneo. Si las lipoproteínas se dañan, el colesterol se libera y puede adherirse a las paredes de los vasos sanguíneos.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por sofia elvira rienti