Vitaminas para el dolor en las articulaciones

Según Centers for Disease Control and Prevention, tanto como 50 millones de estadounidenses sufren de algún tipo de artritis y dolor en las articulaciones. El dolor en las articulaciones y el riesgo de la artritis puede ser causada por factores como la edad, el género y la composición genética. Otros riesgos como la obesidad, junto con las lesiones en las articulaciones y la infección también pueden aumentar tus probabilidades de desarrollar dolor en las articulaciones. Si bien hay muchas formas diferentes de tratamiento para el dolor en las articulaciones, como los medicamentos recetados para el dolor, corticoides para reducir la inflamación de las articulaciones, cremas de uso tópico para reducir el dolor y el uso de analgésicos de venta libre, también hay algunos suplementos vitamínicos que han demostrado que ayudan con el dolor en las articulaciones.

Vitamina B6

La vitamina B6 es una vitamina soluble en agua y parte de lo que se llama el complejo B de vitaminas. Se puede encontrar de forma natural en la harina de avena, pollo, cerdo, atún, aguacate y muchas otras fuentes dietéticas. La cantidad diaria recomendada de vitamina B6 es de 1,3 mg para los hombres de 19 a 50 años y 1,7 mg para los hombres mayores de 51. Para las mujeres, la cantidad recomendada es de 1,3 mg para las edades de 19 a 50 y 1,5 mg para las mujeres mayores de 51. Un estudio de 2003 publicado en “American Journal of Medicine” mostraron una conexión entre una deficiencia de vitamina B6 y la gravedad del dolor en las articulaciones en los pacientes con artritis reumatoide.

Vitamina C

La vitamina , o ácido ascórbico, es un nutriente soluble en agua que se encuentra en las frutas cítricas, pimientos, kiwi, brócoli, fresas y melón. La vitamina C funciona como un antioxidante y previene el daño a las células por los radicales libres. También es esencial para el cuerpo para producir colágeno, que se puede encontrar en las articulaciones. La cantidad diaria recomendada de vitamina C es de 90 mg para los hombres adultos y 75 mg para las mujeres adultas. Un estudio de 2007 publicado en el "The Journal of Bone y Joint Surgery" relaciona la vitamina C a la reducción del síndrome de dolor regional complejo en pacientes después de una cirugía de muñeca. Los investigadores recomiendan una dosis diaria de al menos 500 mg.

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente soluble en grasa que es esencial para la salud de los huesos, está conectada a la prevención de las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide. Se puede hacer, naturalmente, mediante la exposición de la piel a los rayos ultravioleta B del sol y también se encuentran en la leche fortificada y el salmón. La cantidad diaria recomendada es de 600 a 800 unidades internacionales al día para los adultos. Un estudio de 2011 publicado en enero en "Maturitas" conecta la vitamina D y dolor de articulaciones en la mujer después de la menopausia y mostraba que a menores niveles de vitamina D más eran los pacientes que calificaron su dolor en las articulaciones.

Consideraciones

Antes de hacer cualquier cambio en tu dieta o la adición de suplementos vitamínicos, consulta con tu médico y analiza tus niveles de sangre para detectar cualquier deficiencia. Pregúntale a tu médico acerca de qué vitaminas podrían ayudar a mejorar tu dolor en las articulaciones. Si estás tomando algún medicamento, asegúrate de que el médico sea consciente, ya que algunos medicamentos pueden afectar la capacidad del cuerpo para absorber las vitaminas y nutrientes, por lo que es posible que necesites suplementos adicionales.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por gabriela nungaray