¿Qué vitaminas debería tomar una mujer a los 30?

Las vitaminas son importantes para una buena salud a cualquier edad. Combinadas con ejercicio regular y un estilo de vida saludable en general, las vitaminas ayudan a tu cuerpo a funcionar correctamente y evitar problemas de salud. Las vitaminas que necesitas, y las cantidades, cambian a lo largo de toda tu vida. Las mujeres en sus 30, a menudo se centran en la prevención del envejecimiento, se mantienen saludables durante el embarazo y mantienen sus niveles de energía altos. Ciertas vitaminas, adquiridas principalmente a través de la dieta y, a veces a través de suplementos, pueden ayudarte a alcanzar esas metas.

Antioxidantes


Los antioxidantes pueden combatir los radicales libres que contribuyen al envejecimiento.

Muchas mujeres en sus 30 años se miran en el espejo y observan unas repentinas líneas finas, adelgazamiento de la piel y otros signos de envejecimiento. La buena noticia es que algunas vitaminas pueden ayudar a frenar este proceso. Un grupo de vitaminas y minerales conocidos como antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres, que son moléculas dañinas creadas por las toxinas en el medio ambiente que pueden contribuir a la enfermedad y el envejecimiento. En general, las mujeres de 30 años deben tener como objetivo tomar al menos 15 miligramos de vitamina E cada día para reducir los signos del envejecimiento y aumentar la inmunidad. La vitamina C facilita la absorción de la vitamina E, aumenta la inmunidad y reduce el riesgo de enfermedades del corazón. Trata de tomar por lo menos 75 miligramos cada día. Por lo menos 2.310 unidades internacionales de vitamina A al día ayudan a proteger los ojos y evitar el daño solar.

El folato


Las mujeres en edad fértil deben aumentar su ingesta de la vitamina B folato.

Las mujeres en edad fértil, sobre todo aquellas que planean quedar embarazadas, deben aumentar su ingesta de la vitamina B folato, conocida como ácido fólico en su forma sintética. El ácido fólico reduce el riesgo de defectos del tubo neural en los fetos, así como los bebés prematuros y de bajo peso al nacer. Todas las mujeres mayores de 19 años deben obtener al menos 400 microgramos de ácido fólico cada día, y las mujeres embarazadas necesitan 600 microgramos.

La vitamina D y el calcio


Asegúrate de obtener suficiente calcio.

Las mujeres en sus 30 tienen que empezar a pensar en la prevención de futuras enfermedades, como la osteoporosis, un debilitamiento de los huesos. Puedes ayudar a mantener los huesos fuertes al obtener la cantidad de calcio adecuada. Mientras que el calcio es un mineral, no es una vitamina, y sigue siendo de vital importancia para una mujer de 30 años. Los National Institutes of Health recomiendan que todas las mujeres menores de 50 años tomen al menos 1.000 miligramos de calcio al día. Si estás embarazada o amamantando, esa recomendación aumenta a entre 1.200 y 1.500 miligramos por día. La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, por lo que debes asegurarte de obtener 400 unidades internacionales al día. Un estudio en la edición de la "Pharmacological Research" de diciembre de 2004 explica que tomar vitamina D y calcio juntos ayuda a prevenir la pérdida ósea asociada con la menopausia.

Hierro


El hierro es un mineral importante para las mujeres en sus 30 años.

Otro mineral especialmente importante para las mujeres en sus 30 años es el hierro. Las mujeres corren un gran riesgo de desarrollar deficiencia de hierro. Esto es especialmente cierto para las mujeres que tienen períodos menstruales abundantes o están embarazadas. Una deficiencia de hierro puede causar que te sientas cansada, incrementando una probabilidad de infección y evitando que mantengas una temperatura agradable para el cuerpo. Para evitar estos problemas, trata de tomar al menos 18 miligramos de hierro por día o 27 miligramos si estás embarazada. Si estás amamantando, la recomendación cae incluso a 9 miligramos por día. Las vitaminas C y A ayudan al cuerpo a absorber y utilizar el hierro, así que toma las cantidades adecuadas de las vitaminas.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen hamlin | Traducido por mariana nonino