¿Qué vitaminas contienen las verduras?

Hay una buena razón por la que tu madre te decía que comieras tus verduras: son ricas en vitaminas, que son necesarias para sobrevivir y mantenerte saludable. Según Centers for Disease Control and Prevention comer cantidades generosas de verduras puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas, incluyendo las enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. El CDC también señala que la mayoría de los estadounidenses no consumen suficientes vegetales. Para conseguir la mayoría de las vitaminas, debes comer una variedad de verduras y probar otras nuevas con regularidad.

Vitamina A


Calabaza cruda en rodajas.

La vitamina A juega un papel importante en la visión, el crecimiento óseo, la reproducción y la inmunidad, según la Office of Dietary Supplements. Una dieta rica en vitamina A puede reducir el riesgo de muchos tipos de cáncer, informa el ODS. Las mejores fuentes vegetales de vitamina A son las zanahorias, las batatas, la calabaza, la espinaca y la col rizada. Si el producto no está fácilmente disponible, la sopa enlatada con trozos de verduras es también una excelente fuente de vitamina A.

Vitamina C


Hombre lavando un puñado de brócoli.

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, ayuda a sanar las heridas y proteger al cuerpo de las infecciones y los virus, de acuerdo con las ODS. Las verduras que contienen vitamina C incluyen los pimientos rojos y verdes, el brócoli, las papas al horno y los tomates. Aunque los pimientos y los tomates son técnicamente frutas, se usan en la cocina como verduras y, a menudo, se consideran verduras.

Ácido fólico


Hojas de espinacas frescas.

El ácido fólico es una vitamina B que el cuerpo necesita para producir y mantener nuevas células y prevenir defectos de nacimiento. Las mujeres que tienen déficit de folatos cuando quedan embarazadas son más propensas a dar a luz bebés prematuros o niños con bajo peso, con defectos del tubo neural, de acuerdo con la ODS. Además, tanto los niños como los adultos necesitan ácido fólico para prevenir la anemia. Las verduras de hoja verde, como las espinacas y las hojas de nabo, son las mejores fuentes de folato, pero este nutriente también se encuentra en los frijoles ojo negro y los espárragos.

Vitamina K


Cabeza fresca de la coliflor.

La vitamina K se conoce como la vitamina de la coagulación, porque sin ella la sangre no se coagula, según MedlinePlus. Las personas con una deficiencia de vitamina K son más propensas a tener sangrado y moretones. La vitamina K se encuentra en la coliflor, el repollo, la espinaca y otras verduras de hoja verde. Si tomas el anticoagulante warfarina, pregúntale a tu médico la cantidad de vitamina K que debe consumir, ya que la vitamina K afecta el funcionamiento de este medicamento.

Vitamina E


Rodajas de aguacate.

La vitamina E es un antioxidante que protege al cuerpo de las infecciones y ayuda a que los nuevos glóbulos crezcan, de acuerdo con la ODS. Con el tiempo, no obtener suficiente vitamina E puede impedir la lucha contra las infecciones. La vitamina E se encuentra en las nueces, las semillas y los aceites vegetales. La espinaca y el brócoli son buenas fuentes vegetales. Los aguacates, que son técnicamente frutas pero se comen como vegetales, también son ricos en vitamina E.

Más galerías de fotos



Escrito por jan sheehan | Traducido por javier enrique rojahelis busto