Vitaminas para la colitis

La colitis es la inflamación de los intestinos caracterizada por inflamación y dolor, heces con sangre, diarrea, deshidratación, fiebre y escalofríos. Las infecciones, los desórdenes inflamatorios como colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn, el síndrome de intestino irritable y la falta de irrigación sanguínea a los intestinos son causas comunes de la colitis. El tratamiento depende de la causa subyacente y puede incluir medicamentos y cirugía. Ciertas vitaminas y suplementos naturales pueden ayudar a manejar la condición.

Vitamina A

La vitamina A o retinol es una vitamina soluble en grasa que ayuda en la formación y mantenimiento de piel, huesos, dientes y membranas mucosas saludables. Varios estudios en animales, como el publicado en la edición de septiembre de 2002 en la revista "Journal of Nutrition", han indicado que la deficiencia de vitamina A puede causar fibrosis, inflamación o cambios histopatológicos en el colon. El estudio recomienda suplementos de vitamina A para tratar la condición. Sin embargo, es mejor hablar con un doctor antes de tomar suplementos sintéticos pues la sobredosis puede causar mareo, dolor de cabeza, dolor de huesos y daño hepático. Tener una dieta rica en carne, pescado, huevos, leche y lácteos es la mejor manera de ingerir vitamina A sin tener efectos secundarios.

Vitaminas B

Las vitaminas B son un grupo de ocho vitaminas hidrosolubles que incluyen las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7, B12 y ácido fólico, que se encuentran en alimentos como la carne, huevos, aves, lácteos, vegetales de hojas verdes, frijoles y guisantes. Las vitaminas B juegan un papel importante en la formación de glóbulos rojos y en varios procesos metabólicos en el cuerpo. La University of Maryland Medical Center (UMMC) también recomienda 800 mcg de ácido fólico al día para los pacientes de colitis ulcerativa pues la deficiencia de esta vitamina a menudo se asocia con la enfermedad. Algunos de los medicamentos utilizados para tratar la colitis ulcerativa también pueden ocasionar una disminución de los niveles de ácido fólico en la sangre. La UMMC también establece que los suplementos de ácido fólico pueden reducir el riesgo de los pacientes de colitis de contraer cáncer de colon.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble esencial para tener huesos sanos. De acuerdo con un reporte de BBC News en abril de 2000, los investigadores de la Penn State University encontraron que la deficiencia de vitamina D puede evitarse consumiendo una dieta rica en pescado, ostras y lácteos. El cuerpo humano también puede producir cantidades significativas de vitamina D al exponerse a la luz solar. Los individuos que no se exponen a la luz solar debido a su estilo de vida y por el riesgo de cáncer de piel pueden tomar suplementos sintéticos de vitamina D pero las instrucciones sobre las dosis deben seguirse cuidadosamente pues el abuso crónico puede causar piedras renales y dolor muscular.

Vitamina E

La vitamina E es otra vitamina liposoluble que tiene la habilidad de neutralizar los dañinos radicales libres que se forman como resultado de varios procesos metabólicos en el cuerpo. Estas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la vitamina E, de acuerdo con un artículo publicado por Medical News Today en noviembre de 2008, pueden ayudar a tratar condiciones de intestino inflamado como la colitis ulcerativa, especialmente cuando la vitamina se administra vía rectal. Este procedimiento es seguro de usar con efectos colaterales mínimos.

Más galerías de fotos



Escrito por shamala pulugurtha | Traducido por lou merino