Las vitaminas en la col rizada

La col rizada, alguna vez usada principalmente como un adorno frívolo, está ganando reconocimiento como un vegetal crucífero estimulante del sistema inmunológico y un luchador contra el cáncer. En la lista de micronutrientes esenciales presentes en la col rizada se encuentran las vitaminas A, B6, C, E y K. Adicionalmente al contenido de vitaminas, la col rizada ofrece fibra dietética, calcio, hierro, manganeso y posee fitonutrientes antioxidantes. Al vapor, cocida o salteada, la col rizada provee una enormidad de vitaminas para apoyar tu salud.

Vitaminas

Por 36 calorías por taza, la col rizada provee una abundancia de vitaminas que ayudan a prevenir enfermedades, mantener huesos y tejidos saludables, y ayuda a la formación de la sangre. Una taza de col rizada picada y cocinada contienen 885 mcg de vitamina A, lo cual excede lo recomendado en la dieta de 700 mcg por día para mujeres y también cumple lo permitido de 900 mcg por día para hombres. Una taza de col rizada también provee 10.652 mcg de betacaroteno, un polinutriente que es necesario para la producción de vitamina A. Otros nutrientes antioxidantes incluyen 53 mg de vitamina C, 0,18 mg de vitamina B6 y 1 mg de vitamina E. Esta porción provee 1.062 mcg de vitamina K, muy por encima de lo recomendado en la dieta de 90 mcg para adultos entre 19 y 50 años.

Funciones

Las vitaminas en la col rizada apoyan una variedad de funciones vitales. La vitamina A y su precursor, el betacaroteno, promueven una vista saludable y el crecimiento de tejidos. Tus tejidos esqueléticos, piel y cabello dependen de la vitamina A para renovarse y repararse. Por el mantenimiento de las membranas mucosas que cubren las superficies internas de tu cuerpo, la vitamina A ayuda a protegerte de infecciones por organismos patógenos. La vitamina B6 ayuda a tu cuerpo a producir los anticuerpos que luchan contra enfermedades y promueve un cerebro saludable y la función de los nervios. La vitamina C facilita la reparación de tejidos y la sanación de heridas, estimula la inmunidad y provee protección antioxidante ante patógenos y toxinas. La vitamina E también ofrece protección antioxidante y juega un rol en la formación de glóbulos rojos. La vitamina E le permite a tu cuerpo usar la vitamina K, que ayuda en la coagulación de la sangre y la formación de huesos.

Significancia

Con su abundancia de vitaminas, la col rizada merece hacer parte regular de tu dieta. Las propiedades antioxidantes de las vitaminas A, B6, C y E pueden ayudarle a tu cuerpo a prevenir las enfermedades estacionales, así como a prevenir enfermedades crónicas. Las vitaminas B6 y C son hidrosolubles, lo que significa que tu cuerpo desecha en tu orina cualquier exceso en lugar de almacenar los nutrientes para posterior uso. Para cumplir tus requerimientos dietéticos recomendados de vitaminas hidrosolubles, el Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda comer diariamente una variedad de alimentos ricos en nutrientes, como la col rizada.

Sugerencias

La fibra alimenticia de la col rizada sin cocinar tiene una textura correosa y espinosa, lo cual puede explicar porqué el vegetal no ha obtenido la popularidad que se merece. Para suavizar las hojas coloridas de la col rizada y optimizar su contenido vitamínico, coce al vapor la col en un canasto para cocción al vapor sobre agua hirviendo durante cinco minutos. La col rizada al vapor puede condimentarse con aceite de olivas y ajo para darle sabor extra. La página web MayoClinic sugiere guisar la col en caldo con tomates cherry para agregarle color y contenido vitamínico.

Precauciones

Si estás tomando warfarina o cualquier otro medicamento anticoagulante, tu proveedor de servicios de salud puede aconsejarte para limitar tu ingesta de col rizada y otros alimentos ricos en vitamina K. Las propiedades anticoagulantes de la vitamina K pueden interferir con dichos medicamentos.

Más galerías de fotos



Escrito por anne tourney | Traducido por natalia orduz