Vitaminas para el cerebro y circulación de la sangre

La salud del cerebro y el buen flujo de sangre dependen de ejercicio, estilo de vida saludable y una dieta rica en vitaminas y minerales importantes. Entre algunas de las vitaminas esenciales para el cerebro y el corazón se encuentran las vitaminas B, C, D y E. Estas vitaminas juegan un papel en la mejora y el mantenimiento de la salud vascular para que tu circulación se mantenga saludable y el flujo de sangre al cerebro quede sin trabas reduciendo el riesgo de un accidente cerebrovascular. Si vas a tomar vitaminas en forma de suplemento, consulta a tu médico primero.

Vitamina C

Entre los muchos beneficios de la vitamina C se encuentra su papel en la síntesis de colágeno, una proteína que es parte importante de la construcción de los vasos sanguíneos, de acuerdo con el Linus Pauling Institute. La vitamina C es también un potente antioxidante, que es una sustancia que protege las células del daño a partir de moléculas inestables llamadas radicales libres. Además, los individuos con niveles saludables de vitamina C tienen un menor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Vitamina D

La vitamina D es bien conocida como un nutriente esencial en ayudar al cuerpo a absorber el calcio. También es necesaria para ayudar al cuerpo a mantener un sano equilibrio entre el calcio y el fósforo en el torrente sanguíneo. Además, la Office of Dietary Supplements informa que la vitamina D también es vital para ayudar a los nervios a la transmisión de mensajes del cerebro a los nervios de todo el cuerpo. La vitamina D se encuentra en los productos lácteos y el pescado. Pero si tratas de obtener vitamina D de los productos lácteos, opta por los productos bajos en grasa o sin grasa para limitar la cantidad de grasas saturadas y calorías en tu dieta. Además, tu cuerpo produce vitamina D cuando te expones a la radiación ultravioleta del sol (UVB) B. La cantidad de tiempo que debes pasar en el sol para obtener una cantidad adecuada de vitamina D depende de tu ubicación y de la época del año.

Vitaminas B

Las vitaminas B6, B12 y ácido fólico pueden ayudar a controlar tu nivel de homocisteína, un aminoácido asociado con un mayor riesgo de enfermedades del corazón. La homocisteína puede dañar las arterias coronarias y ayudar en la formación de grumos en las plaquetas en la sangre y la formación de coágulos. Los coágulos que viajan hasta el cerebro o se incrustan en una arteria que lleva sangre al cerebro pueden causar un derrame cerebral. Las buenas fuentes de vitaminas del grupo B son las patatas, bananas, cereales fortificados, garbanzos, carne y pescado.

Vitamina E

La vitamina E es un antioxidante asociado con una mejor salud cardiovascular, según la American Family Physician. Puede que incluso te hayan prescrito un extra de vitaminas E y C, si has tenido una cirugía del corazón o cualquier procedimiento cardiaco. La vitamina E actúa como un diluyente de la sangre, sin embargo, si estás tomando un medicamento como la warfarina, debes hablar con tu médico acerca de tomar incluso un multivitamínico que contenga altos niveles de vitamina E. Las buenas fuentes de vitamina E incluyen nueces, almendras y arroz integral.

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por verónica sánchez fang