¿Las vitaminas pueden ayudar a los niños a ganar peso?

Una ganancia de peso adecuada es esencial para el crecimiento y desarrollo de tu hijo. Un aumento de peso deficiente, médicamente conocido como retraso en el desarrollo, puede causar una deficiente formación de los huesos, retrasos en el desarrollo y un bajo tono muscular. Esta condición puede ser causada por una disfunción de la glándula pituitaria de tu hijo, problemas de la tiroides o una mala absorción de nutrientes, de acuerdo con lo que señala Phyllis Balch, autor de "Prescription for Nutritional Healing". Ciertas vitaminas pueden ayudar en el crecimiento, lo cual le permite a tu hijo subir de peso normalmente.

Vitamina B12


Aumenta el consumo de vitamina B12 de tu hijo con alimentos como el pescado y las carnes rojas magras.

La vitamina B12, también conocida como cobalamina, ayuda en la digestión de los alimentos, de acuerdo con Balch. Puede ayudar al cuerpo del niño a absorber calorías, grasas y proteínas necesarias para el aumento de peso. También ayuda en la síntesis de hierro, lo cual puede ayudar a prevenir la anemia, una causa común de un aumento de peso deficiente. Aumenta el consumo de vitamina B12 de tu hijo a través de alimentos como el pescado, las carnes rojas magras, los huevos y los productos lácteos bajos en grasa.

Tiamina


Las lentejas son una gran fuente de tiamina.

La tiamina, también llamada vitamina B1, estimula la producción de ácido clorhídrico en el sistema digestivo de tu hijo, de acuerdo con Balch. Esto puede mejorar la absorción de nutrientes de los alimentos, lo cual puede facilitar el aumento de peso. La tiamina también ayuda a proporcionar energía para la reproducción celular. Las lentejas, las yemas de huevo, la alfalfa, los panes y pastas integrales, los productos de soya, las ciruelas y las coles de bruselas son fuentes abundantes de tiamina.

Riboflavina


Aumenta la ingesta de riboflavina de tu hijo a través de las nueces.

La riboflavina, al igual que otras vitaminas del complejo B, ayuda al cuerpo a convertir los carbohidratos en energía para desarrollar células saludables, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center.También ayuda en el metabolismo de grasas y proteínas para el aumento de peso. Una deficiencia de riboflavina puede conducir a la desaceleración del crecimiento físico de los niños. Aumenta la ingesta de riboflavina de tu hijo a través de alimentos como la espinaca, la col rizada, los champiñones, el pimiento de cayena, el brócoli, los espárragos, el aguacate y las nueces.

Más galerías de fotos



Escrito por owen pearson | Traducido por sandra magali chávez esqueda